circle

La ciudadanía burgalesa disfruta de la XV edición de la Noche Blanca con 196 propuestas culturales

Videomapping, espectáculos aéreos, exposiciones, conciertos y visitas guiadas completan una programación que llena de cultura las calles y plazas de la capital

La ciudadanía burgalesa disfruta de la XV edición de la Noche Blanca con 196 propuestas culturales
Foto: ICAL
Verónica Fernández Ramos
Verónica Fernández Ramos
Lectura estimada: 2 min.

La ciudadanía burgalesa disfruta la noche de hoy de la decimoquinta edición de la Noche Blanca de Burgos, un evento que se organiza desde 2008 y que llena las calles de la capital de propuestas culturales para todos los públicos. Desde las 18 horas hasta las tres de la madrugada, un total de 196 propuestas culturales animaron la noche, entre las que destacan espectáculos aéreos, proyecciones de videomapping, exposiciones, conciertos y visitas guiadas.

Uno de los espectáculos estrella de la Noche Blanca era ‘Galileo’, programado para las 23 horas, y a cargo de la compañía francesa Deux Ex Machine. Se trata de un espectáculo aéreo escenificado sobre una estructura articulada que representa el globo terráqueo y a su alrededor tienen lugar varias piruetas acrobáticas, acompañadas de luz y sonido. Este espectáculo se inspira en la conciencia de la posición de la Tierra, un planeta que gira alrededor del Sol y no a la inversa. 

Videomappings en el Teatro Principal, la catedral de Burgos y el Arco de Santamaría destacan también en esta noche ‘única’ para la ciudadanía burgalesa, a través de los cuales los espectadores pudieron conocer más sobre ‘El Cantar de Mío Cid’, el templo burgalés y la historia del Teatro Principal. 

Entre los 120 espectáculos y actividades puestas en escena que se desarrollan esta noche en 70 espacios de la ciudad, destacan talleres infantiles, exposiciones, danzas, ilusionismo y escenografía, así como actuaciones musicales y de teatro. Un buque fantasma sorprende en el Paseo de la Isla, así como un espectáculo titulado ‘Un bosque de susurros’, que dio voz a los árboles de este mismo paseo. También hay espacio para el arte urbano, esta vez en las traseras de la Catedral de Burgos, y el grupo burgalés Grotesque animó la noche en el Paseo de Atapuerca con una instalación de ocho pantalla de LED. 

Puertas abiertas con visitas guiadas en diferentes museos de la ciudad, y este año como novedad, la Noche Blanca contó con la participación de la Policía Nacional que, con motivo de su 200 aniversario, abrió desde las 19 horas hasta las 2 de la madrugada sus dependencias de la avenida de Castilla y León para que los burgaleses conociesen la labor que realizan, con una actividad denominada ‘La escena del delito’, que representaba el escenario de un crimen escenificado.