La gerente de Atención Primaria, Aser Morato, dimite tras la presión de los médicos

Aser Morato, que perdió la confianza del consejero en los últimos días, termina cediendo a la amenaza de los directores de los centros de salud. 

La gerente de Atención Primaria del área de Burgos, Aser Morato, ha tomado la decisión de dimitir de su cargo. Así se lo ha comunicado a su equipo y a lo largo de las próximas horas lo hará oficial según fuentes consultadas por TRIBUNA BURGOS. Morato cede, así, a las presiones de los directores de los centros de Salud, que amenazaron con dimitir en bloque si ésta y su equipo no eran cesados antes del día de hoy. 

 

Las mismas fuentes apuntan que la asamblea de médicos del pasado jueves precipitó los acontecimientos y terminó por convencer al consejero, Antonio María Sáez Aguado, quien a pesar de que el viernes aseguró que el cese del equipo directivo de Atención Primaria no era la solución. Sin embargo, ese mismo día ofreció la cabeza de Morato en privado a cambio de que no hubiera dimisiones de los responsables de los centros de salud. 

 

El plazo para que esas dimisiones no se produjeran terminaba hoy. Por esta razón, Morato le ha comunicado a su junta directiva esta decisión y tiene intención de reunir mañana al resto de trabajadores de Atención Primaria para hacerlo oficial. 

 

La decisión de la gerente podría ser suficiente para que los médicos retomen las negociaciones para tratar de resolver el problema de la Atención Primaria en la provincia de Burgos, si bien las fuentes consultadas por TRIBUNA prevén que podría haber más dimisiones a lo largo de los próximos días.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: