circle

Emilio de Justo indulta a 'Vendijoso' de Juan Pedro Domecq en tarde triunfalista

Daniel Luque paseó un trofeo con el lote de menos opciones, completaba el cartel Enrique Ponce que se fue de vacío.

Emilio de Justo indulta a 'Vendijoso' de Juan Pedro Domecq en tarde triunfalista
El diestro Emilio de Justo (i) y el ganadero Juan Pedro Domenecq salen a hombros a la finalización de la corrida celebrada hoy lunes en la plaza de toros de Burgos, incluido en el cartel de la feria de San Pedro y San Pablo. EFE/Santi Otero.
O.R.R
O.R.R
Lectura estimada: 2 min.
Última actualización: 

Emilio de Justo, que cortó tres orejas y un rabo, ha sido el triunfador del tercer festejo de abono de la feria de San Pedro y San Pablo en Burgos. Daniel Luque paseó un trofeo con el lote de menos opciones, completaba el cartel Enrique Ponce que se fue de vacío.

Armónica faena de Enrique Ponce en el primero de la tarde ?Sorpresa? que volteó de fea manera a Víctor del Pozo en banderillas, al apretar hacia los adentros. El temple y la ligazón fueron los ingredientes de una faena, a un toro noble y con recorrido, sobre el derecho, abrochada por unas poncinas. Un trasteo de excesivo metraje, le costó al de Chiva cuadrar al animal en la suerte suprema.

Se desmonteró en banderillas Víctor del Pozo en el cuarto. Ponce intentó sacar agua de un pozo seco, en una faena sin eco, con excesivas pausas, frente a un animal de mortecina embestida.

Sin opciones Daniel Luque en el segundo, excesivamente anovillado, muy por encima del de Juan Pedro falto de raza, amenazó con echarse antes de que el de Gerena le recetara una estocada hasta la gamuza.

Cumplió en varas el quinto, sin más, como sus hermanos, un toro alto de agujas y corto de cuello. Clavó con reunión las banderillas Iván García, desmonterándose.

Luque brindó a Ponce, en su cariñosa despedida de Burgos, había hecho lo propio De Justo anteriormente. ?Rencoroso? embistió rebrincado y sin acabar de emplearse, descompuesto, a media altura. Luque lo intentó todo, sin ninguna opción de sacar nada en claro. Nuevamente Luque se mostró contundente con la tizona.

Emilio de Justo dejó claras sus intenciones al recibir con una larga cambiada de rodillas al tercero, colorado y de pitón blanco, brillando en un quite por chicuelinas y tafalleras, al de Juan Pedro le faltó fuelle, pues duró un suspiro. El de Torrejoncillo, realizó una faena pinturera en la que consiguió conectar con el tendido.

En el sexto llegó la catarsis colectiva, en una tarde que se desvanecía por los derroteros del aburrimiento apareció por toriles ?Vendijoso? para intentar salvar el descalabro ganadero.

Emilio de Justo inició la faena toreando en redondo de rodillas en los medios, al toro de mayor fuelle de la tarde, que embistió humillando y con recorrido. De Justo lo cuajó a placer, en una faena intensa, excesiva resultó la puesta en escena. Al natural corrió bien la mano, dejando muletazos de bella factura.

Encajado y con la planta asentada firmó una gran tanda al natural sobre la diestra en las postrimerías que terminó de incendiar el ambiente. ?Vendijoso? ofreció gran juego pero simplemente cumplió en varas. Un auténtico despropósito la concesión del indulto.

Se han lidiado toros de Juan Pedro Domecq, una escalera de presentación, excesivamente anovillado el segundo, muy desrazados, salvo el sexto de buen juego generosamente indultado. EFE