Trapa recibe el premio solidario ONCE de Castilla y León 2018

Rubén Gil, director de RRHH de Trapa, junto a Óscar Puente, alcalde de Valladolid

La icónica firma, con sede en San Isidro de Dueñas (Palencia), ha sido premiada por su responsabilidad social al fomentar el empleo de las personas con discapacidad, la diversidad, la igualdad de oportunidades y la conciliación laboral de sus trabajadores.

Trapa es una de las firmas chocolateras más icónicas, conocidas y queridas por los españoles. Pero también, una empresa moderna, pionera y adelantada a su tiempo que en los últimos años ha iniciado un nuevo rumbo, focalizando sus esfuerzos en tres pilares fundamentales: innovación (un pilar que desarrollan a través de la adaptación de sus fórmulas y su porfolio a los nuevos hábitos de consumo), estilo (presente en su renovada imagen corporativa, sus packagings y su recién estrenada web con tienda on line) y conciencia medioambiental y social.

 

Ese compromiso social, que viene desarrollando desde 2013 de la mano de sus actuales propietarios (una familia palentina que ha querido invertir en su tierra e impulsar la marca a todos los niveles), se vio ayer reconocido con la entrega del Premio Solidario Castilla y León 2018 en la categoría de Mejor Empresa. Un galardón que fue entregado por el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y que recogía Rubén Gil, director de Recursos Humanos de Trapa. 

 

Los Premios Solidarios constituyen la máxima distinción que concede la ONCE a nivel autonómico y tienen la finalidad de reconocer y premiar a aquellas personas, entidades, instituciones, medios de comunicación y Administraciones que realizan una labor solidaria en su entorno de influencia, procurando la inclusión social de todos los ciudadanos, la normalización y la autonomía personal y la accesibilidad universal. Los premiados en esta XVI edición, entre los que también se encontraban el Hospital San Juan de Dios de León como institución, el eurodiputado Agustín Díaz de Mera como persona física, el Ayuntamiento de León como Administración y el diario El Mundo Castilla y León como proyecto de comunicación, han destacado, según el jurado, «por su sensibilidad social, su larga trayectoria y su dedicación en pro de los derechos sociales de los más desfavorecidos».

 

Integración y conciliación laboral

 

Concretamente, Trapa ha sido distinguida «por su responsabilidad social al fomentar el empleo de las personas con discapacidad, por su valoración de la diversidad y la igualdad de oportunidades, por considerar la importancia de usar un lenguaje inclusivo, por dar la oportunidad a quien lo necesita, conciliando la vida personal y laboral de sus trabajadores y por motivar a su plantilla consiguiendo empleos estables y de mayor calidad». Una plantilla que actualmente asciende a 150 personas.

 

Desde Trapa aseguran que «este reconocimiento es para nosotros un honor, ya que nos confirma que vamos por el buen camino; sin embargo, es solo un paso más de lo que queda aún por construir, a nivel empresarial, social e institucional, en materia de igualdad de oportunidades en el mundo laboral. Esperamos seguir contribuyendo a mejorar la situación del país en este sentido y ser un modelo para las pequeñas y las grandes empresas de Castilla y León, tanto en activo como aquellas que empiezan su trayectoria».

 

El jurado de esta edición 2018, celebrada ayer en el Teatro Calderón de Valladolid, estuvo formado por Arancha Casado, presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Castilla y León (presidenta del jurado); Ismael Pérez, delegado territorial de la ONCE en Castilla y León (secretario del jurado); Imelda Fernández, consejera general de la ONCE; Alicia García Rodríguez, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León; Francisco Sardón, presidente del CERMI Castilla y León; Begoña Grijalvo Rebollo, directora territorial FSC Inserta; Juan Carlos Barbado Sanz, gerente de Ilunion Facility Services Castilla y León, Asturias y Cantabria; Daniel Duque Virseda, presidente de EAPN Castilla y León; Eva Fernández Rodríguez, coordinadora autonómica de Cruz Roja en Castilla y León; Mª Jesús Díez, coordinadora regional de Cáritas Castilla y León, e Ignacio Fernández Sobrino, director regional de Onda Cero y Antena 3 TV en Castilla y León.

 

Sobre Trapa

 

Fundada en 1891 por los monjes trapenses, Trapa es una de las firmas chocolateras más icónicas y queridas de nuestro país. Una empresa pionera y 100% española que a partir de 2013 inició un nuevo rumbo de la mano de una familia palentina que quiso invertir en su tierra y modernizar la marca y su porfolio en base a tres pilares: innovación, estilo y conciencia social y medioambiental.  

 

En la actualidad Trapa cuenta con 150 trabajadores, con más de 120 distribuidores en España y con presencia en 50 países (entre los que se encuentran Italia, Polonia, Países Bajos, Suecia, Hungría, Kuwait, Egipto, Israel, Corea y Japón) así como con un portfolio de 290 referencias que son el resultado de una fuerte inversión en industria e I+D+i y de la mejora en las formulaciones que, inspirándose en la artesanía y el savoir faire de 128 años de historia, buscan siempre mejorar el sabor.

 

Entre sus productos destacan sus bombones cortados (que fueron los primeros bombones que se elaboraron en España en 1969), los Bombonísimos (sin aceite de palma y de un gramaje superior al del clásico bombón belga), sus tabletas de chocolates con Stevia, sus bombones sin azúcar y sin grasa de palma, su chocolate en polvo (que se presenta en una lata gourmet de diseño vintage), la gama de tabletas Intenso y las gamas TrapaKids y Trapamilk (también sin aceite de palma) especialmente pensadas para los más pequeños de la casa. Todos los chocolates Trapa son además sin gluten y libres de grasas hidrogenadas y de ácidos grasos trans.