Samantha Vallejo-Nágera se sincera sobre la formula de Masterchef

Samantha Vallejo-Nágera y Xplora

Samantha Vallejo-Nágera es una trabajadora incansable con una gran energía y sobre todo muy generosa, uno de sus lemas y ayudar todo lo que pueda, aunque a veces, le es imposible por tiempo y porque tiene también la requieren sus hijos.

Madre de cuatro hijos Chloé, Pedro, Diego y Patrik, más popularmente conocido como Roscón porque nació el día de Reyes y que no necesita presentación.

Además de ser fuente de inspiración en los fogones también lo es para miles de familias con niños con capacidades especiales y con síndrome de down como Roscón.

Gran colaboradora con todas las causas ha amadrinado muchos proyectos y fundaciones a las que admira. Es madrina de la Fundación Bobath, madrina de la Fundación Carmen Pedro Valcárcel, madrina de la Fundación Garrigou, se va a África con la Fundación Mary's Meal, y hasta ha impartido clases de zumba para Unicef al lado de su casa.

En plena final de Masterchef se embarca en otra aventura, en la ser la imagen de una marca de relojes móviles (Xplora) para niños -aunque también son para mayores- algo que le parece vital para estar lejos de tablets y móviles y en el que hace especial hincapié en que es una gran herramienta para ayudar también a todas esas familias que sus hijos tienen capacidades especiales, y en los que creen firmemente porque va a hacer la vida más fácil para poder comunicarse con su hijo o para saber dónde está.

SAMANTHA VALLEJO-NÁGERA APRENDIÓ DE SU MADRE

Abriendo las puertas de tu casa? ¡Qué bien!, ¿no?

SVN: Sí, me hice esta casa hace un año. Realmente teníamos un piso y le compramos el otro al vecino y que mejor que abriros la puerta de mi casa. Me parece una cosa bonita. Así se puede ver mi estilo, muy Samantha.

¿Quién ha sido tu mentora?

SVN: Mi madre, aunque yo me haya formado por ahí fuera, pero mi madre es de la que he heredado la estética, de recibir en casa y el gusto por la gastronomía.

Siempre me ha gustado eso que comentas que de la estética y del comer de tu madre.

SVN: Es que en mi casa se come bonito y bien todos los días del año no porque venga alguien. Mi mantelito, mi cubierto, mi mesa. Mira mi casa, yo no la he tocado porque vengáis hoy. Me gusta que todo sea bonito. En España hay una tendencia muy grande de tener un cuarto de estar para juntarte y luego tener un salón para no entrar. Yo ahora tengo un cocinón pero he tenido una cocina pequeña integrada en el salón y me parece lo máximo.

Hablando de eso de poner una buena comida.

SVN: Hay mucha gente que ha aprendido mucho y otras casas que todavía son un desastre. Se ha mejorado mucho con Zara Home y esas cosas el hecho de recibir, pero queda trabajo ¡gracias a Dios! porque así podemos enseñar, y a la gente le gusta aprender de casa, de cocina* por eso gusta Marstechef es una clase...

Es una fórmula que no se agota.

SVN: Hemos dignificado la cocina, y hemos puesto la gastronomía donde debía de estar. La gastronomía ocupa un lugar muy importante dentro del ser humano y se diferencia del animal porque cogemos los productos y los elaboramos. Tenemos que comer 5 veces al día y antes no le dábamos importancia y los cocineros no eran nadie y ahora son artistas. Hay obras maestras, desde un cocido, pasando por unos pestiños o por unas magdalenas. Yo lloro casi más cuando como algo bueno que cuando veo una obra de arte porque yo soy más de comer. Una gente les gusta ver obras de arte y otra a comer. Hay mucha gente que dedica sus vacaciones a ir a comer a restaurantes, a catar, y eso es maravillosa.