Sad Hill, otro cementerio que visitar en el puente de Todos los Santos

Cementerio de Sad Hill

Con motivo del estreno del documental 'Desenterrando Sad Hill', la visita a esta localización cinematográfica de la provincia de Burgos se antoja un plan excepcional para estos días. 

El día 1 de noviembre, y los que rodean a esta festividad a nivel nacional, es una fecha en la que tradicionalmente las personas visitan a sus difuntos a los cementerios. Una época del año en la que estos recintos llenos de lápidas tienen más vida y trajín que nunca, acostumbrados los muertos a disfrutar del silencio y la tranquilidad. Es por tanto estos días un buen momento para visitar otro lugar en el que puede que nos descansen nuestros seres queridos, pero sí reposa la historia. Una historia de cine. 

 

En el año 2014, vecinos del entorno de Hontoria del Pinar, Carazo, Hortigüela, Santo Domingo de Silos o Contreras, se unieron para recrear el famoso cementerio ficticio de Sad Hill, ubicado en el valle de la Sierra de Carazo, donde en el año 1966 tuvo lugar la escena final del histórico filme de Sergio Leone, 'El Bueno, el feo y el malo'. 

 

La imagen de Clint Eastwood está muy presente en el Cementerio./ F.L.

 

Tal fue la repercusión obtenida y el buen trabajo realizado, que en 2016 se celebraron unas jornadas con motivo del 50 aniversario de esta película y dio origen a un documental llamado 'Desenterrando Sad Hill', estrenado en el Festival de Sitges y que se está proyectando en estos momentos en los cines de toda España. La presencia de Ennio Morricone o el mismísimo Clint Eastwood ha despertado el interés de todos los amantes del séptimo arte. 

 

La visita a esta recreación y al resto de localizaciones de 'El Bueno, el feo y el malo' ubicadas en el entorno de esta comarca, se antoja un destino interesante para estos días. Cientos de visitantes se acercan a visitar las tumbas ficticias en las que han escrito sus nombres personajes y fans de la película, como James Hetfield, líder de Metallica. 

 

De hecho, lo más impactante de este proyecto llevado a cabo por un puñado de jóvenes de la zona, es que han conseguido que Sad Hill se haya convertido en el lugar de encuentro de miles de fans del universo Leone que acuden a rendir pleitesía a su maestro en la sierra de Carazo, donde no es extraño encontrarse personajes disfrazados. 

 

Sin duda, la visita a Sad Hill se convierte por tanto en un buen plan para una época en la que los cementerios, el cine y el turismo se dan la mano. 

 

Sergio Leone también está inmortalizado en la recreación de un escenario que surgió de su cabeza./ F.L.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: