Préstamos urgentes: ¿Qué puede pasar sino se devuelven a tiempo?

¿Estás pensando en solicitar préstamos urgentes? Este recurso es utilizado cada vez por más personas que no llegan a fin de mes. En ciertos periodos puntuales del año, como puede ser en Navidad, en la Cuesta de Enero, en la Vuelta al Cole, en el periodo de pago de impuestos…. Es mucho más habitual pedir este tipo de financiación.

En principio no tiene nada de malo: existe un contrato con unas condiciones que, siempre y cuando cumplamos, todo irá bien.

 

Las empresas de préstamos urgentes nos permiten solicitar el dinero a través de un práctico simulador ubicado en la home de la web. A través del mismo podemos indicar la cantidad de dinero a solicitar y el plazo de amortización. A partir de estos datos podremos saber la letra que se nos queda y todos los impuestos que vamos a pagar.

 

Todo esto está bien, hasta que llega el momento en el que no podemos pagar.

 

¿Qué ocurre en este caso? Lo analizamos a continuación:

 

Situación de impago en préstamos urgentes

 

·Intereses: La primera consecuencia de no hacer frente al pago es que se aplicarán intereses y estos no van a ser reducidos precisamente. Son intereses de demora y se irán incrementando conforme más tardemos en asumir la deuda.

 

·Sanciones: También es común que se apliquen sanciones de entre 25-30 en concepto de reclamación del pago.

 

·Inclusión de nuestros datos en ficheros de morosos: Existen una serie de condiciones para que nos puedan incluir en un listado de morosos, tipo ASNEF o similares, pero ten por seguro que lo terminarán haciendo. Y lo peor de todo es que podemos aparecer en estos listados por deudas ínfimas, incluso hasta por 10€ (aunque lo más común es que tan sólo nos inscriban por deudas altas). Entrar en el ASNEF es relativamente fácil, pero salir de él es muy complicado.

 

·Denuncia y reclamaciones: Las entidades nos pueden denunciar por impago si no damos ningún paso para proceder con la devolución del dinero.

 

Ten en cuenta que las empresas de préstamos rápidos no domicilian las devoluciones, por lo que nosotros tendremos que estar controlando el plazo de pago, para de esta forma no incurrir en ningún tipo de retraso o impago.

 

Si hemos conseguido reunir el dinero antes de tiempo, podemos hacer el pago anticipado de la devolución. Aquí pueden pasar dos cosas:

 

-O bien que nos ahorremos ciertos intereses.

-O bien que nos exijan el pago de una comisión por amortización anticipada.

 

Si tenemos problemas para devolver el dinero, lo mejor que podemos hacer es ponernos en contacto con la empresa, comentarles nuestra situación y solicitar una prórroga antes de que se termine el tiempo. Si, es cierto que esto incrementará los intereses, pero en menor cuantía que si no hubiéramos avisado.

 

La idea es intentar llegar a un acuerdo con la otra parte, evitando así que la deuda crezca y crezca sin parar.

 

Paga la deuda cuanto antes y no ocurrirá nada.