“No debemos autocomplacernos mirando datos. El objetivo tiene que ser violencia cero”
Cyl dots mini

“No debemos autocomplacernos mirando datos. El objetivo tiene que ser violencia cero”

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, habla para TRIBUNA en el Día Mundial Contra la Violencia de Género sobre el constante trabajo que se hace para proteger a las mujeres víctimas de esta situación y la necesidad de que determinados partidos políticos dejen atrás sus discursos desigualitarios

Javier Izquierdo, Delegado del Gobierno.

Cada 25 de noviembre se celebra el Día Mundial contra la Violencia de Género. En Castilla y León actualmente hay más de 2.900 mujeres en riesgo de sufrir este tipo de violencia y registradas en el programa VioGén, que trata de ayudar y prevenir estos actos. Durante el último año en la Comunidad un total de tres mujeres fueron víctimas de esta violencia, pero el objetivo es y tiene que ser cero. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo,  así lo piensa y lo refleja en esta entrevista concedida a TRIBUNA.

 

PREGUNTA.- ¿En qué situación se encuentra la Comunidad. Qué datos arroja en esta fecha tan especial?

 

RESPUESTA.- Estamos en una situación en que estadísticamente hay más de 2.900 mujeres registradas dentro del programa VioGén a las que damos asistencia y ayuda. Además hemos logrado el objetivo de firmar protocolos de colaboración con todas las poblaciones de más de 20.000 habitantes y a esto hay que sumarle otros muchos municipios de toda la Comunidad que se han unido a estos protocolos. En resumen, podemos decir que a nivel colaborativo hemos cumplido nuestras metas, pero a nivel estadístico está claro que no porque el objetivo real tiene que ser el de violencia cero.

 

P.- ¿Aprecia que nuestra sociedad, la más cercana, ha avanzado para luchar contra la violencia doméstica o todavía nos queda mucho por hacer?

 

R.- Realmente no debemos autocomplacernos mirando datos porque son fluctuantes y porque el objetivo solamente puede ser que haya cero víctimas. Lo más preocupante es el resurgir de algunas conductas y mensajes por parte de ciertas formaciones políticas que tienden a cuestionar las medidas de igualdad y las acciones del feminismo para conseguir dicho fin. Dicho de otra manera, lo que hacen es poner en tela de juicio el combate ante la desigualdad y la lucha contra la violencia de género y parecen fomentar el mensaje de que las mujeres por el mero hecho de ser mujeres son inferiores.

 

P.- ¿La clave está en la educación desde la base?

 

R.- Es muy importante que introduzcamos un concepto clave en la educación de nuestros hijos, tanto en casa, como en los colegios, como es el de la igualdad entre hombres y mujeres. Esta debe ser nuestra primera misión para que no exista discriminación y conseguir que desaparezca la violencia de género. Nadie es más que nadie por ser de un sexo u otro y si vemos una conducta así debemos reprobarlo.

 

P.- ¿Por qué cree que todavía se repiten casos en los que la víctima no se aleja del agresor?

 

R.- Nosotros tratamos de establecer todos los mecanismos posibles para que las mujeres se sientan arropadas y salir de entorno de la violencia, pero no es sencillo porque entran muchos factores que pueden hacer que esta persona no denuncie. Yo lo que quiero es trasladar comprensión, pero también quiero animar que todas aquellas mujeres que no se atrevan a hacerlo, lo hagan porque tenemos muchas herramientas y recursos para poder ayudarlas desde el teléfono 016, hasta los propios servicios sociales. Tenemos que hacer ver que estamos todos con ellas en esta lucha y que van a estar protegidas y respaldadas.

 

P.- ¿Cómo han afectado los meses de confinamiento?

 

R.- Lo que sabemos es que durante el Estado de Alarma las denuncias disminuyeron de manera significativa, seguramente por el miedo a represalias por parte de la pareja. Si bien es cierto que después el número ha sido muy similar al de otras fechas y que en esos meses el teléfono 016 ha tenido un incremento de llamadas.

 

P.- ¿Está Castilla y León preparada para atender todas las situaciones de alerta que pueda expresar una víctima que necesita ayuda inmediata?

 

R.- A pesar de contar con el Programa VioGén, el 80% de las mujeres que sufren violencia de género no llegan a interponer una denuncia, por lo tanto tenemos que ser capaces de detectar otros tipos de violencia. Hemos logrado un protocolo de colaboración con la Junta para poder realizar un intercambio de datos que nos ayude a identificar posibles casos.

 

P.- ¿Cree que el lenguaje político actual no ayuda a encontrar un consenso para trabajar en la misma dirección y luchar contra la Violencia de Género?

 

R.-  Lamentablemente hemos asistido en los últimos meses a una criminalización del feminismo por parte de alguna formación política. Me parece terrible que alguien haya sido capaz de vincular la celebración de la manifestación del 8M porque se lanza un mensaje que va totalmente en contra de la búsqueda de la igualdad por la que trabajamos y que puede desembocar en violencia de género e incluso muerte. El discurso de la extrema derecha no contribuye a eliminar la brecha existente.

 

P.- ¿Qué mensaje mandaría la sociedad?

R.- En primer lugar a las mujeres que puedan ser o estén sufriendo violencia de género, quiero decirlas que estamos todos con ellas, que no estén preocupadas y no tengan miedo de salir de ese círculo porque tenemos las herramientas para ayudarlas y protegerlas y vamos a hacer todo por ello. Por otro lado animo a los ciudadanos que si ven este tipo de actos o los conocen no se queden quietos y reaccionen a través también de los canales que tenemos. No se puede tolerar la violencia y tenemos que erradicarla lo antes posible por costoso que sea.