Más de mil trabajadores de Caixabank dejarán su trabajo en noviembre y la entidad acepta 6.058 peticiones del ERE
Cyl dots mini

Más de mil trabajadores de Caixabank dejarán su trabajo en noviembre y la entidad acepta 6.058 peticiones del ERE

El banco y la representación laboral han iniciado la puesta en marcha de una serie de medidas reorganizativas para tratar de solucionar el excedente

La entidad financiera CaixaBank ha aceptado por el momento 6.058 solicitudes de adhesión al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que pretende acometer, al tiempo que ha iniciado la puesta en marcha de otras medidas reorganizativas que permitirían reducir el excedente pendiente de cubrir a 153 puestos de trabajo.

 

Según informaron fuentes sindicales y de la entidad, en la primera fase de adhesión voluntaria se apuntaron 8.208 trabajadores. CaixaBank ha aceptado la solicitud de 6.058 de ellos, de los que 1.224 abandonarán el banco el próximo 1 de noviembre.

 

Tras la primera fase de adhesión, queda un excedente de plazas por cubrir hasta alcanzar las 6.452 pactadas. Dado que hay otros 2.070 trabajadores que solicitaron adherirse al ERE pero su petición no ha sido atendida, el banco y la representación laboral han iniciado la puesta en marcha de una serie de medidas reorganizativas para tratar de solucionar el excedente.

 

Así, CaixaBank ha dado comienzo a la segunda fase de adhesión y ha iniciado el análisis de las solicitudes de traslado, que contemplará aquellas que provienen de provincias con excedente a aquellas donde se ha producido un exceso de peticiones de adhesión.

 

También está previsto que a principios de octubre se ofrezcan vacantes de empresas filiales para la plantilla que preste servicios en red, servicios centrales distribuidos, direcciones territoriales o áreas de servicios centrales que sigan presentando excedentes.

 

Para facilitar el proceso, CaixaBank creará tres nuevos centros inTouch en León, Córdoba y Huelva, moverá vacantes en diez provincias y publicará 46 vacantes del Centro de Soporte Digital en Almería. Todo ello permitiría aceptar otras 267 adhesiones.

 

La entidad también ha planteado otro tipo de medidas que, en definitiva, conseguirían que el excedente de plazas pendientes de resolver fuese de 153 puestos de trabajo.

 

Los sindicados y el banco trabajarán para cubrir esas plazas mediante traslados, recolocaciones indirectas y el resto de fases que contempla el acuerdo.