Más de 1.000 familias han evitado cortes de agua mediante acuerdos con el Ayuntamiento

Desde el año 2010, la cifra de estos contratos ha ido decreciendo. Desde el Consistorio recuerdan que durante la crisis "no se ha cortado ni un sólo suministro de personas en dificultades". 

El Ayuntamiento de Burgos ha llegado desde el año 2010 a un total de 1.203 acuerdos con familias en situación económica complicada para evitar el corte en el suministro de agua. Así lo ha señalado esta mañana el alcalde, Javier Lacalle, quien también ha recalcado que este tipo de contratos se han ido reduciendo a lo largo de los años.

 

De esta manera, durante los años de crisis, el Consistorio no ha cortado el agua a ningún vecino de la ciudad a pesar de que haya familias que hayan dejado de pagarla debido a su situación. Estos acuerdos se firmaban, ha señalado Lacalle, "a demanda de las familias, articulando pagos fraccionados".

 

Las cifras han ido disminuyendo a lo largo de los años. Así, frente a los más de 300 contratos que se firmaron tanto en el año 2014 como en el 2015, en 2016 se ha reducido prácticamente a la mitad, concretamente a 167. Además, en lo que va de 2017, se ha llegado a un acuerdo con 13 familias de la ciudad. 

 

La Sociedad Aguas de Burgos, dependiente del Ayuntamiento, tiene en la actualidad un total de 59.428 contratos de agua. A través de sus 461.000 metros de tuberías, lo que proporcionan una capacidad de 25 millones de metros cúbicos, de los cuáles 22,5 se corresponen con el suministro habitual a los domicilios, y el resto a grandes consumidores, como industria o la Mancomunidad Campos de Muñó.