Malnutrido y lleno de llagas: así tenían a su perro una pareja de Burgos

Foto: Guardia Civil

Localizado en el Valle de Santibáñez, el pésimo estado del animal, de la raza Shar Pei, hizo temer por su vida.

La Guardia Civil de Burgos ha localizado, identificado e investigado a V.Y.G.R. y J.M.V.I, de 31 y 40 años, respectivamente, como presuntos autores de un delito de maltrato contra los animales domésticos, en concreto de un perro de raza Shar Pei cuyo pésimo estado, dada la delgadez y llagas que presentaba, hizo temer por su vida.

 

Días atrás, fruto de la colaboración entre Guardia Civil y la Junta de Castilla y León, en este caso a través de la Sección del Seprona y el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de Burgos, respectivamente, facultativos veterinarios de este último comunicabaron el lamentable y pésimo estado en que se encontraba un perro, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

 

Los profesionales informaban de un claro y prolongado estado de abandono que hacía peligrar la vida del animal, ante lo cual personal del Seprona se trasló a la localidad, ubicada en el Valle de Santibáñez, y localizó a la mascota en un patio de la vivienda unifamiliar.

 

ATADO A UNA CADENA

 

Los guardias civiles comprobaron la veracidad de los hechos narrados al encontrar un perro adulto de raza Shar Pei atado a una cadena y carente de cobijo. Presentaba llagas, alopecia por rozamiento y extrema delgadez, signos evidentes de una escasa alimentación y posible malnutrición.

 

Los agentes localizaron el microchip identificativo que llevaba implantado por lo que, sin dilación, iniciaron las gestiones para localizar a su titular.

 

Las pesquisas realizadas han aclarado que, si bien actualmente se encontraba bajo tutela del morador de la vivienda de residencia, J.M.V.I, en realidad su propietaria legal residía en otra comunidad autónoma.

 

Presuntamente, años atrás ella regaló el ejemplar sin realizar el cambio de titularidad y se desentendió de él. Ante ello, ambos han sido investigados como presuntos autores de un delito de maltrato animal.

 

El perro ha sido retirado de manera preventiva del domicilio donde residía y se recupera bajo la "guarda" de una asociación protectora de animales de las heridas, enfermedades y anemia en la que se encontraba.

 

El Seprona ha solicitado la custodia del animal y el pase de la propiedad a favor de la protectora de animales, todo ello dirigido al titular del Juzgado de Instrucción Nº 1 de Burgos, donde se han entregado las diligencias.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: