La temporada de baño en ríos y embalses termina con 23 muertos: todos en zonas sin vigilancia ni socorrista

Una zona de baño en Puente de Mozar (Zamora). Foto: F. Oliva

Todas las provincias de Castilla y León han registrado muertes por ahogamiento, casi la mitad de ellas en ríos. El Procurador del Común ha pedido que sea obligatorio que tengan socorrista.

Este día 15 de septiembre ha finalizado la temporada habilitada para el baño en las 30 'playas' interiores de Castilla y León, la red de ríos, lagos, embalses y pantanos en los que está autorizado el baño y se controla la calidad del agua. Al término de los tres meses de temporada de baños en estos enclaves y piscinas, se han registrado en la comunidad 23 muertes por ahogamiento, con una característica común: en todos los casos las muertes se produjeron en zonas sin servicio de atención, vigilancia y socorrismo.

 

Esta es la situación en la que se encuentran las zonas de baño autorizado de Castilla y León en ríos y embalses. Las autoridades controlan la calidad del agua y hacen una serie de recomendaciones a los ayuntamientos y a los bañistas, entre las que se encuentra tener vigilancia, pero no es algo obligatorio. El Procurador del Común ha recomendado que la presencia de socorristas sea algo obligatorio en los próximos años.

 

Castilla y León ha registrado una víctima mortal por ahogamiento durante los primeros quince días del mes de septiembre y eleva la cifra a 23 fallecidos por ahogamiento en los espacios acuáticos hasta la fecha, con dos fallecimientos en el mes de febrero, otro en el mes de abril , siete durante el mes de junio, once durante el mes de julio y uno en el mes de agosto, según el balance del Informe Nacional de Ahogamientos que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS).

 

La Comunidad Autónoma continúa en primer lugar en número de fallecidos por ahogamiento de los territorios interiores y esta cifra supone el peor dato de los últimos cinco años, igualando la alcanzada en el año 2016. Respecto al mismo periodo del año 2018, cuando hubo 10, supone más del doble de muertes; en el 2017 hubo 13 y en el 2015 se contabilizaron 7 hasta el 15 de septiembre.

 

Además, todas las provincias tienen registrado algún óbito por ahogamiento, encabezando la lista León con seis ; Burgos, Salamanca y Soria con tres en cada territorio, Ávila, Valladolid y Zamora con dos en cada región ; y Palencia y Segovia, con uno en cada caso.

 

El perfil de la víctima es un hombre (78%), de nacionalidad española (91%), mayor de 55 años (69,6%), que ha perdido la vida en un río (43%) y en la totalidad de los casos en zonas sin servicio de atención, vigilancia y socorrismo.

 

En el conjunto del territorio nacional 33 7 personas han muerto por ahogamiento en los espacios acuáticos hasta el 15 de septiembre, dato que indica un incremento del 23,44% respecto al año 2018. La Federación de Salvamento y Socorrismo de Castilla y León (FECLESS), al igual que las Delegaciones Provinciales, continuarán durante su 25 Aniversario promoviendo actividades de prevención de ahogamientos, jornadas y talleres de sensibilización y primeros auxilios, como medida para evitar accidentes en los espacios acuáticos, dentro del marco de la campaña nacional de prevención de accidentes #StopAhogados, iniciativa de la Federación Española.

Comentarios

Toño 01/10/2019 11:11 #2
QUE HACER EN ZONAS DE AGUAS CON NIÑOS 1. Vigilancia continua: No existe sustituto de la supervisión adulta. Nombra a un responsable de la vigilancia y establece turnos. 2. La norma 10/20: Mira a la piscina (mar, rio, pantano) mínimo cada 10 segundos y comprueba que puedes llegar hasta donde está el menor con el brazo y sacarlo del agua en menos de 20 segundos. 3. Evaluar los riesgos: Detecta si el niño puede llegar solo a la piscina (mar, rio, pantano) en un descuido. 4. Niveles de protección: Incorpora dispositivos de seguridad que impidan que el niño pueda llegar solo a la piscina (mar, rio, pantano) en un descuido. 5. Aprendizaje y educación: enseña al menor a flotar, a salir a la superficie impulsándose desde el fondo, a nadar y a actuar con prevención. 6. Dispositivos de rescate: Dispón en la piscina de pértiga, aros salvavidas y teléfono. Nunca te tires al agua a sacar a alguien de la piscina, etc., sin un aro salvavidas en la mano. 7. Orden: Aleja los juguetes y los elementos llamativos de la piscina (mar, rio, pantano) y sus alrededores cuando no se usen. 8. Drenajes: Revisa y cuida el mantenimiento de la piscina. Además, procura que los niños estén alejados de estos elementos. Conoce su funcionamiento y cómo se desconectan. 9. Elementos de seguridad: Incluye vallas de piscina en todo su perímetro que impidan ser escaladas, cobertores (cumpliendo Normas AFNOR) que deberán de estar cerradas cuando no haya baño, y alarmas de piscina. Desconfía de flotadores y manguitos hinchables o no. Pon una pulsera a tu hijo de “hombre al agua o detector de caída a la piscina”. 10. Emergencias: adultos y niños deben conocer la conducta PAS (Proteger; Avisar; Socorrer), así como maniobras de reanimación y el número de emergencias al que llamar, el 112. 11. En el mar: sigue las indicaciones que marcan las banderas, cuidado con las resacas y las corrientes, si usas alguna embarcación, niños y adultos, siempre con chaleco salvavidas, y siempre unido al elemento de flotación (tabla, lancha, etc) por algún elemento que impida que si caemos al agua nos separemos y perdamos incluso el remo. -Sólo se precisan 27 segundos para que un menor que no sabe nadar fallezca por ahogamiento. -Aunque sepan nadar es «imprescindible» no quitarles los ojos de encima, aplica la norma 10/20. -Si usas manguitos que sean del tipo “Puddle Jumper”, no hinchables y con cierre seguro en la espalda, (https://www.carrefour.es/puddle-jumper-sevylor-con-diseno-de-barco-pirata-rojo/VC4A-2191374/p) pero siempre sin perder la vigilancia del menor. Para aquellos que practican la natación, en aguas abiertas, existen dos chalecos salvavidas que se llevan, uno en el muslo y otro en la cintura, ambos son sencillos de llevar, no molestan, pesan muy poco, mantienen la cabeza fuera del agua y pueden salvarte la vida en una situación de apuro. -El Swim IT, que se porta en el muslo, al tirar de la anilla se infla, permanece sujeto a la pierna por una cuerda y se puede colocar rápidamente por la cabeza, además se puede inflar a boca si fuera necesario y es reutilizable. Ver: http://www.theswimit.com/ https://www.youtube.com/watch?time_continue=23&v=gntxTQm4bzg -El Secumar Free 100, que se porta en la cintura, tiene un funcionamiento similar pero al extraerlo no se infla, permanece sujeto por una cuerda a la cintura, hay que ponérselo en la cabeza y después activar el inflado, también se puede inflar a boca si fuera necesario. Ver: https://www.secumar.com/fr/free-100-votre-securite-a-portee-de-main/ https://www.youtube.com/watch?v=sbOc34hx4Yw También decir que el nadador en aguas abiertas ha de llevar una boya sujeta a la cintura, de color fosforito, que permite ser visto, en algunos casos poder portar portar agua y otros elementos y a la vez ser un medio de apoyo en caso necesario.
Necedad 18/09/2019 11:21 #1
Si la gente quiere bañarse en sitios donde supone un riesgo, es de ser muy necios. Y nada de pagar socorristas con el sueldo de todos para cubrir los caprichos de los demás... por que si no, que me paguen a mí un coche escoba todos los días que salga a correr, por si me siento mal o me pasa algo. ¿Estamos bobos o qué? El que se muere es por accidente (que puede pasar hasta en la bañera de su casa, por que es un incosnciente imprudente o por que estaba donde no debía). No vamos a pagar todos de nuestro sueldo todas las idioteces y caprichos de los demás. Y menos cuando son tonterías.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: