La tecnología 3D mantendrá vivo a El Patillas

Foto: EQUIPO DE INVESTIGACIÓN 3DUBU

Un equipo de investigadores de la UBU digitalizan el patrimonio material del bar más emblemático de la ciudad una vez que ha echado el cierre. 

A pesar de su cierre el pasado 31 de octubre, nadie sacará de su memoria las noches de El Patillas. El bar más emblemático de la ciudad cerró la verja definitivamente ante la venta inminente del local y de la vivienda del piso superior. Los bugaleses coinciden en que este lugar se ha convertido con el paso del tiempo en uno de los más emblemáticos y culturales de Burgos. Por ello, guardan el deseo que sus nuevos dueños mantengan, al menos la estética o una pizca del espíritu que allí residía.

 

Por si acaso esto no ocurre, la tecnología se pone del lado de la memoria para guardar el patrimonio material que aún vive en El Patillas. El grupo de investigación 3DUBU y estudiantes del Máster en Comunicación y Desarrollo Multimedia de la Universidad de Burgos se han embarcado en un proyecto de digitalización de este mítico bar de la ciudad. 

 

Según apuntan desde este equipo investigador, El Patillas supone, por su singularidad e idiosincrasia, "un claro ejemplo de patrimonio cultural y urbano burgalés que corre peligro de desaparecer tal y como se conoce hasta la fecha". Por ello, han realizado un escaneado mediante la técnica de fotogrametría que se convertirá en un futuro modelo 3D visible a través de diferentes soportes (realidad virtual, realidad aumentada o paseos interactivos). 

 

En total se han realizado más de 3000 fotografías que requerirán al menos 300 horas de procesado por parte de una computadora y otras 200 de refinamiento por parte de los investigadores, hasta contar con el modelo definitivo. Una vez realizado este proceso, se interpretará el material para realizar el modelo 3D, que estará disponible de manera abierta para futuros investigadores y curiosos.

 

Artistas, toreros, deportistas y un sinfín de personas anónimas aún mantienen su fotografía en las paredes de esta taberna que se convirtió en un símbolo de la noche burgalesa y que, de la noche a la mañana, se ha visto abocada a su cierre definitivo. En la esperanza de todos queda que no solo tengamos que recordarla digitalmente, sino que podamos seguir viviéndola.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: