La RIET pide más infraestructuras en la frontera hispanolusa para luchar contra la despoblación

Asambela extraordinaria de la RIET en Cáceres.

La RIET defiende la necesidad de equilibrar las infraestructuras de la Fachada Atlántica y Mediterránea para luchar contra la despoblación en territorios de frontera como Salamanca y Zamora.

La asamblea de la RIET, Red Ibérica de Entidades Transfronterizas, ha aborado el déficit de las infraestructuras, especialmente ferroviarias, en los territorios de frontera entre España y Portugal, siendo especialmente significativo en Extremadura. Este ente, que representa a entidades empresariales, municipios y universidades de toda la frontera hispanolusa, de Galicia a Andalucía, pasando por Zamora y Salamanca en Castilla y León, ha puesto el acento en el déficit de infraestructuras y las necesarias inversiones para estar "en pie de igualdad" y poder luchar contra la despoblación y la falta de cohesión social y económica.

 

El Secretario de Estado de Política Territorial, Ignacio Sánchez Amor, durante la sesión de apertura de la asamblea general de la Riet, celebrada en Cáceres, ha asegurado que “muy por encima del marco político, la voluntad de la gente de la frontera ha sido más importante para el establecimiento de relaciones sociales, económicas y empresariales. La despoblación es un elemento que tenemos que trabajar para ahondar en la idea de la cohesión e integración del territorio de frontera”.

 

En este sentido señaló que la mejora de las infraestructuras “no debe ser solo para que la gente vaya más deprisa o cómoda, sino para que vuelva; para que vuelva a su territorio y se asiente”.

 

En materia de cooperación trasfronteriza, Sánchez Amor destacó que la Península Ibérica debe convertirse en un laboratorio que pueda avanzar soluciones de cohesión bilaterales, que podrían ser útiles para el resto de territorios de frontera de la UE. Puso como ejemplo el roaming telefónico que afirmó “pudo experimentarse mucho antes entre España y Portugal, en vez de esperar a que Bruselas nos diera una respuesta a esta necesidad”.

 

Así, defendió que es más operativo que dos o más países busquen soluciones  que luego se puedan aplicar al resto de países, que esperar que la maquinaria de 28 países ofrezca soluciones concretas: “Hagamos políticas de cohesión e integración entre España y Portugal que luego puedan exportarse a Bruselas”.

 

En materia de reto demográfico, el secretario de estado destacó que “los problemas del reto demográfico, la despoblación, el envejecimiento, afectan en buena medida a zonas del interior de todos los países y en España y Portugal afecta a la frontera. Por tanto en estos momentos los dos gobiernos (español y portugués) y las entidades y administraciones representadas en la RIET estamos trabajando para conectar la cooperación transfronteriza y las entidades de cooperación a este problema del reto demográfico”. Finalmente destacó la complicidad del Ministerio y de la Secretaría de Estado en el impulso a la cohesión e integración de territorio.

 

Por su parte, José Maria Costa, Presidente de la RIET, afirmó que el corredor atlántico es fundamental para aumentar conectividad de las ciudades, el desarrollo económico y permitir fijar población en el territorio. Es urgente, dijo, “que ambos países aceleren la introducción de infraestructuras para mejorar la competitividad de los territorios de la frontera hispano portuguesa”, medidas que serás solicitadas a la próxima Cumbre Ibérica que se celebrará en el municipio portugués de Guarda, el próximo mes de junio.

 

El secretario general de la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas, Xoan Vázquez Mao,  recordó que “tenemos la frontera más antigua, extensa, estable y más pobre del núcleo central, geográfico, de países de la Unión Europea. Así afirmó que “el déficit de las infraestructuras, es un problema sistémico, desde que Franco apostó por el eje mediterráneo, que se ahondo por las malas relaciones de las dictaduras portuguesas y española“.

 

Recordó que la RIET se constituyó hace 10 años en Cáceres para actuar como interlocutor de la frontera ante de la Cumbre Ibérica, entre España y Portugal, que se reúne anualmente. Como ejemplo, Galicia y Extremadura, señaló, tienen tantos kilómetros de red ferroviaria como Cataluña, unos 1.900. “La dispersión del territorio es la clave para el coste del mantenimiento y la financiación de las infraestructuras. La apuesta política por el mediterráneo rompe la cohesión de España, ya de por sí fragilizada”.

 

En éste sentido, insistió que no es cierto que España se rompa por nacionalismos y soberanismos, “se está rompiendo, sin no está rota ya”, dijo “por la falta de cohesión social interior entre las fachadas atlántica y mediterránea”.

 

Finalmente recordó que no se trata de desinvertir o desviar inversiones de una fachada a otra, “queremos que estén en pie de igualdad”. Así Xoan Mao reafirmó el papel de la RIET como lobby de la frontera atlántica “con la que tenemos la capacidad política, empresarial y académica, entendiendo que Zamora y Extremadura también son fachada atlántica a través del territorio de Portugal”.

 

La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, destacó la importancia de la asamblea celebrada ya que con el cambio de los estatutos, su ciudad, asume una delas vicepresidencias de la RIET. Inisistió en la importancia de la modificación de sus estatutos, que permite aligerar su estructura, para ser más operativa. Además,  Nevado informó que durante la reunión se planteó la posibilidad de constituir una unidad de acción con los consejos económicos y sociales de las cuatro regiones fronterizas y de Portugal en defensa de los intereses del Atlántico.

 

La Red Ibérica de Entidades Transfronterizas de Cooperación (RIET) es un proyecto nacido en 2009, constituido en Cáceres, por organizaciones municipales, empresariales y educativas de la frontera de España y Portugal. La RIET fue creada con el objetivo de promover la cooperación transfronteriza, el desarrollo socio-económico en los territorios fronterizos y de establecerse como una sola comunidad de interés ante los gobiernos de España, Portugal y Unión Europea.