La revolución Covid-19 y su impacto en el lenguaje

Mujer con un ordenador

El cambio cultural que se ha producido en la comunicación y las formas de hablar nos ha afectado a los habitantes del mundo entero. 

Eso significa que hemos agregado nuevas palabras a nuestro lenguaje cotidiano, que antes sólo se utilizaban en un contexto profesional y técnico.

Para la Real Academia Española (RAE) un reflejo de esto es que "palabras como pandemia, epidemia, cuarentena, confinar, confinamiento, hipocondría, asintomático o, por supuesto, coronavirus aparecen en los puestos más altos de palabras buscadas estos días en el diccionario".

Laura Sali Pérez, periodista y CEO de la agencia White Rabbit, habla de un profundo cambio de paradigma: "las palabras generan un imaginario sobre la realidad en la mente de las personas y esta realidad se antepone a los sucesos que viven". Y agrega: "de esta forma hemos tenido que adaptarnos a los nuevos usos del lenguaje, sumando palabras al uso cotidiano, como pandemia, COVID-19, distanciamiento social y confinamiento".

En este sentido, la RAE aclara que "en el último mes se han registrado 100 millones de consultas en la versión en línea, logrando así un récord absoluto. Las tres palabras más buscadas en el diccionario están directamente relacionadas con la crisis provocada por el coronavirus: cuarentena, confinamiento y pandemia".

LA REVOLUCIÓN DIGITAL

En este contexto de cambios mundiales, la pandemia ha acelerado la revolución digital a nivel personal y empresarial. Esto se ha visto reflejado en el crecimiento de nuevas plataformas como TikTok y en el continuo aumento de la mensajería privada, poniendo en constante evolución el mundo de las redes sociales.

"Con más de 800 millones de usuarios activos por mes y una media de edad de 16 a 24 años, Tik Tok ha crecido de forma increíble", afirma Agustina Chiaravalli, Social Media Manager de la agencia White Rabbit. "Según el último informe de Hootsuite, ver series y películas en plataformas de streaming ha aumentado un 57% en todo el mundo, así como usar más las redes sociales (47%) y emplear más tiempo en los servicios de mensajería instantánea (46%)", agrega.

Las aplicaciones de mensajería instantánea también se han vuelto importantes para los usuarios durante este período. Según el mismo informe, las llamadas a través de Facebook, por ejemplo, se han incrementado un 70% al mes y las videollamadas y los mensajes de voz han crecido un 100% en WhatsApp.

"En España, un 47% más de personas están usando las plataformas sociales durante el estado de alarma, siendo Instagram la plataforma elegida por los españoles durante el confinamiento, reportando un aumento del 6% de usuarios activos en el país", finaliza Chiaravalli.

UN ACELERADOR DEL CAMBIO

Esta crisis sanitaria ha multiplicado nuestra dependencia tecnológica y nos ha obligado a utilizar nuevas palabras que antes, quizás, incluso desconocíamos. Un virus que afecta a los seres humanos y que se transmite cara a cara por la superficie de los objetos ha cambiado exponencialmente nuestra forma de vivir.

Sin duda esto se convierte en un gran avance para todos: digitalizarnos de forma correcta durante los momentos críticos ha permitido que las empresas se vuelvan competitivas y los trabajadores eficientes. Y es que, en realidad, sólo había dos caminos: esperar a que la crisis nos supere o hacer todo lo posible para vencerla, adaptándonos a los medios digitales y a los nuevos usos del lenguaje.