La prohibición de bicicletas en el Espolón comienza a dar sus frutos

La reducción de ciclistas en la parte central es notable gracias a la presencia intermitente de la Policía Local. 

Tras un poco más de dos meses desde que el Ayuntamiento de Burgos, a través de un decreto de alcaldía, prohibiera la circulación de bicicletas por la parte central del Paseo del Espolón, y la posterior amenaza de sanciones para todo aquel que incumpliera la norma, la medida va dando sus frutos y la reducción de este tipo de vehículos por esta céntrica calle parece cada vez más evidente. 

 

Así lo opinan también desde el área de tráfico municipal, desde donde aseguran, a falta de datos oficiales que rubriquen esta percepción inicial, que la presencia policial intermitente en la zona ha sido clave para disuadir a muchos ciclistas de usar el Paseo del Espolón para circular en lugar del carril bici habilitado en la margen del río Arlanzón. 

 

CALLE SANTANDER

 

Mismo balance hacen desde el Ayuntamiento sobre el corte de tráfico de la calle Santander en días festivos. Si bien en apenas tres meses es difícil hacer un balance de datos concreto o un diagnóstico certero sobre esta medida, desde Tráfico aseguran un descenso considerable del tráfico rodado de la vía, si bien se debe determinar cuál es el uso del peatón de la calzada. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: