La liquidación de 2018 del Consistorio de Burgos deja un remanente de 45,3 millones

Salvador de Foronda ha explicado que la deuda del Ayuntamiento, incluida la de los consorcios del Ferrocarril y Villalonquéjar, asciende a 287 millones de euros.

El Pleno del Ayuntamiento de Burgos ha informado este viernes en sesión ordinaria sobre la liquidación presupuestaria de 2018, que arroja un remanente de tesorería de 45,3 millones de euros y un superávit de 32,1 millones de euros.

 

El concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, ha destacado la gestión realizada en materia financiera a lo largo del pasado año, si bien ha emplazado al Pleno a reflexionar sobre la capacidad de gestión en relación al volumen de trabajo que se maneja en el Consistorio de cara a la próxima legislatura.

 

Salvador de Foronda ha explicado que la deuda del Ayuntamiento, incluida la de los consorcios del Ferrocarril y Villalonquéjar, asciende a 287 millones de euros, algo que, según ha recordado, se debe a la aprobación de la reestructuración de la deuda de ambos entes aprobada por el Partido Popular y el Partido Socialista y la inclusión de ambos en el sector público, si bien ha precisado que la deuda municipal directa asciende a 37 millones de euros.

 

Respecto a las facturas incluidas en la denominada 'Cuenta 413', De Foronda ha señalado que parte de los 7,4 millones con los que se cerró el ejercicio se debe, en parte, a que 300.000 euros de facturas de noviembre y 1,4 millones de euros de diciembre no se pudieron abonar por el propio cierre fiscal.

 

El concejal socialista Antonio Fernández Santos ha señalado que un ayuntamiento que cierra un presupuesto con 32 millones de diferencia entre gastos e ingresos es porque no ha ejecutado bien el presupuesto. "Se liquidan los presupuestos sin haberse ejecutado en su totalidad", ha insistido.

 

El edil del PSOE ha lamentado, además, las facturas pendientes de pago a los proveedores, que se han incrementado en 3,2 millones de euros en el último año, y ha pedido a los corporativos que reflexionen sobre lo que esto supone para pequeños empresarios de la ciudad que están pendientes de cobro.

 

La portavoz municipal de Ciudadanos, Gloria Bañeres, por su parte, ha advertido que el Ayuntamiento podría enfrentarse a un nuevo plan económico financiero por la situación que se desprende de la gestión realizada por el PP y ha reiterado que la sesión plenaria celebrada podría ser invalidada después de que el nombramiento del secretario general, Luis Alfonso Mañero, haya sido declarado nulo por los tribunales.

 

Muy críticos se han mostrado también la portavoz del Grupo Municipal de Imagina Burgos, Eva de Ara, y el concejal no adscrito Raúl Salinero, quienes han puesto en duda la capacidad de los 'populares' en su gestión económica y han reprochado el incremento del nivel de endeudamiento hasta el 150 por ciento.

 

La sesión plenaria de carácter ordinario ha comenzado, como es habitual, con un minuto de silencio en recuerdo de todas las victimas de violencia de género.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: