La Junta destina 740.000 para adaptar la residencia de mayores de Miranda

El objetivo de las actuaciones es acondicionar el centro para personas dependientes.

La Junta de Castilla y León invertirá más de 740.000 euros para reformar la residencia mixta de personas mayores de la localidad burgalesa Miranda de Ebro para adaptarla en su totalidad a personas dependientes.

 

Con esta obra se pretenden crear dos unidades de convivencia en la segunda planta del ala norte de la residencia para personas mayores asistidas y ampliar la zona de comedor del ala sur de la misma planta y de la planta primera y para ampliar el centro de día ya existente.

 

El edificio de la Residencia de Miranda de Ebro tiene forma de H, con dos alas longitudinales con habitaciones unidas entre sí mediante una zona central. El ala sur estaba destinada a personas mayores asistidas y el ala norte a personas válidas y en ambas alas se llevarán a cabo obras para que toda la residencia esté adaptada a personas asistidas.

 

"El objetivo final es que todos los espacios sobre los que se actúa puedan ser usados, con comodidad por personas asistidas", ha indicado el vicepresidente de la Junta y portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez.

 

Para ello, la intervención se hará en dos fases y se ejecutarán en primer lugar las obras correspondientes a las habitaciones del ala norte para, posteriormente, poder utilizar parte de estas para trasladar a las personas que se vean afectadas por la obra de ampliación del comedor que se realizará en último lugar.

 

El ala norte, destinada actualmente a personas válidas, presenta un esquema de habitaciones con baño incorporado a ambos lados de un pasillo central de comunicación. Cuenta con una zona de estar en cada planta de dimensiones reducidas y la distribución y compartimentación de los dormitorios, así como el escaso espacio en los baños, hacen que el uso de estos espacios sea prácticamente imposible para las personas mayores dependientes.

 

La actuación en el ala norte contempla la redistribución del espacio para implantar dos unidades de convivencia, con ocho habitaciones cada una y posibilidad de uso doble, y una habitación de uso individual, todas ellas para su uso por personas asistidas. Esta actuación supone la creación de 34 plazas para personas asistidas.

 

La zona de personas asistidas, en el ala sur, se desarrolla en módulos de tres a cinco habitaciones, ubicadas alrededor de un espacio de estancia común y compartiendo baños, pero cuenta con un comedor de planta de una superficie muy pequeña para las necesidades actuales de los residentes.

 

Finalmente, la actuación en el centro de día supone la ampliación de su superficie. El plazo total de ejecución del contrato es de nueve meses y medio, a contar desde el día siguiente al de la firma del acta de comprobación del replanteo con resultado viable.