La Iglesia mantiene en Burgos su asignación tributaria, que en 2018 ascendió a 2,4 millones

La Iglesia mantuvo en la provincia de Burgos en 2018 prácticamente invariable su asignación tributaria alcanzando los 2,4 millones de euros, según ha señalado este jueves el vicario para asuntos económicos de la Diócesis de Burgos, Vicente Rebollo.

 

Rebollo, acompañado del secretario de Cáritas Diocesana de Burgos, Ignacio Ruiz, ha explicado que durante la campaña de la renta de 2017 el porcentaje de burgaleses que marcó la casilla de la Iglesia en su declaración de la renta se situó en el 46,29 por ciento, lo que supuso que se mantuvo casi invariable respecto a la campaña anterior, cuando fue marcada por el 26,26 por ciento.

 

Este ligero aumento se tradujo en la percepción de 67.800 euros más, si bien hay que explicar que la asignación tributaria de la Diócesis superó el pasado año los 5,1 millones en su conjunto, sumando a las cantidades derivadas de las declaraciones de la renta de la provincia, la partida redistribuida por parte de la Conferencia Episcopal.

 

Vicente Rebollo, quien ha explicado que a Burgos le corresponde parte de la redistribución de la Conferencia Episcopal debido al número de sacerdotes, parroquias y templos que posee, ha destacado que esa cantidad se ha destinado, fundamentalmente, a las retribuciones y la actividad pastoral.

 

El secretario de Cáritas Diocesana de Burgos, Ignacio Ruiz, ha aprovechado la presentación de estas cifras para explicar que a través de la asignación tributaria correspondiente a la entidad se cofinancian este año quince proyectos en la provincia.

 

En este sentido, ha explicado que estos proyectos afectan a diferentes ámbitos que van desde la atención a situaciones de vulnerabilidad, la cobertura a personas sin hogar, la vivienda, el empleo y la inserción sociolaboral, la atención a la drogodependencia, el apoyo al menos y la formación y la promoción al voluntariado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: