La Guardia Civil localiza más de un millar de cajetillas de tabaco por su venta ilegal en inspecciones en Burgos

La Guardia Civil ha aprehendido 1.033 cajetillas de tabaco por su venta ilegal en diversas inspecciones que ha llevado a cabo a lo largo de la provincia de Burgos en las que ha levantado diez actas denuncia a los titulares de dos establecimientos comerciales (un supermercado y una cafetería), así como a los estancos que surtían de género a estos negocios.

 

La Benemérita ha detectado varias infracciones administrativas al Real Decreto de Ordenación del Mercado de Tabaco, a la Ley de Contrabando y a la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios, han informado a Europa Press fuentes del Instituto armado.

 

La mercancía (1.033 cajetillas de tabaco, 19 paquetes de picadura, 252 cigarritos de capa natural y 17 envases de medicamentos) ha sido aprehendida y se ha precintado una máquina expendedora de tabaco.

 

Este es el balance de las inspecciones en sendos establecimientos de la provincia, en presencia de sus respectivos responsables, en el marco del control de las labores de tabaco y bebidas alcohólicas, dirigidas a verificar que se cumplen los requisitos legales de adquisición, venta y depósito.

 

En concreto, en un local ubicado en una población de la comarca del Arlanza se verificó que carecía de autorización en vigor para la venta de labores de tabaco, así como de dispositivo de control de acceso a menores y de almacenamiento del mismo con destino a su venta, siendo aprehendidas 766 cajetillas de tabaco y 252 unidades de cigarritos, quedando precintada la máquina dispensadora.

 

Días después en un supermercado del alfoz de Burgos se observaron algunas deficiencias e incumplimientos en la documentación y/o condiciones de utilización o explotación y se aprehendieron 267 cajetillas de tabaco y 19 paquetes de picadura. Además, llamó la atención de los agentes que, en el mismo mostrador, se encontraban expuestos para su venta 19 envases de distintos medicamentos.

 

El establecimiento carecía de autorización para la venta de tabaco y de facturas que amparan la circulación del producto y su tenencia; tampoco tenía autorizada la venta de los fármacos.

 

SANCIONES

 

Por otra parte, han sido localizados los estancos que vendieron irregularmente el género a los establecimientos no autorizados, por lo que se han levantado otras dos actas denuncia. Las infracciones en materia de ordenación del tabaco para los estancos conllevan sanciones cuyas cuantías económicas, en muchos casos, suponen importantes desembolsos en forma de multa.

 

El Real Decreto de Ordenación del Mercado de Tabaco establece la prohibición, tanto a las tabacaleras como a los expendedores de tabaco, de dar y recibir dádivas por venta y/o adquisición de mercancía; éstas son normalmente facilitadas al adquirir grandes cantidades de género con la finalidad de obtener más beneficios por porcentajes.

 

En el supuesto de las infracciones graves las sanciones van desde los 12.020,24 euros hasta los 120.202,42 euros; en el caso de las muy graves la cuantía oscila entre ésta última cuantía en su grado mínimo hasta los 300.506,05 euros; también se contempla la revocación de la concesión y el consiguiente cierre del negocio.

 

La Guardia Civil continuará con esta campaña de inspecciones dirigidas al control en material de tabaco y bebidas alcohólicas tanto en establecimientos de la ciudad como por la provincia.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: