La Fundación de la Catedral de Burgos impulsa la recuperación de obras musicales de los siglos XVI al XVIII
Cyl dots mini

La Fundación de la Catedral de Burgos impulsa la recuperación de obras musicales de los siglos XVI al XVIII

A la derecha, Antonio Miguel Méndez Pozo, vicepresidente de la Fundación de la Catedral de Burgos. FUNDACIÓN DE LA CATEDRAL DE BURGOS

El proyecto, denominado La Música Dormida, se desarrollará en colaboración con el Cabildo Metropolitano y la agrupación Burgos Baroque Esemble

La fundación 'VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021' ha programado un ciclo de conciertos para recuperar obras musicales de los siglos XVI al XVIII, según ha señalado la entidad fundacional a través de un comunicado recogido por Europa Press.

 

El proyecto, denominado La Música Dormida, se desarrollará en colaboración con el Cabildo Metropolitano y la agrupación Burgos Baroque Esemble y se materializará en cuatro conciertos de obras musicales pertenecientes al archivo catedralicio.

 

Burgos Baroque Esemble está especializada en música antigua y ha realizado una importante labor de investigación y puesta al día de maestros de capilla como Manuel de Egües, Antonio Abadía o Francisco Javier Yllana.

 

Los recitales, enmarcados dentro de las celebraciones de los 800 años de la colocación de la primera piedra de la Catedral de Santa María, se desarrollarán en la Seo burgalesa los días 25 de julio, 24 de octubre, 11 de noviembre y 23 de diciembre bajo la dirección de Javier Ulises Illán.

 

El primer concierto se presenta bajo el título 'Torre Metropolitana. Villancicos y salves a la Virgen en el entorno del maestro Manuel Egües" y tendrá lugar a las 20.15 horas en la Escalera Dorada del templo.

 

La pieza inicial, de Juan García Salazar, evocará que era habitual que la música no ocupara siempre los mismos espacios y que de manera común, los músicos formaban parte de la comitiva que procesionaba en determinadas celebraciones de la Catedral.

 

El recital incluirá también varios villancicos y la Salve Regina de Gonzalo Martínez Bizcargui, que no llegó a ser maestro de capilla de la Catedral de Burgos pero sí capellán y es probable que estuviera al servicio de la capilla del obispo durante el tiempo en el que residió en la ciudad. Las entradas pueden adquirirse a un precio de cinco y diez euros, en función de la localidad, en el centro de recepción de peregrinos situado en la calle Asunción de Nuestra Señora.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: