La 'Castilla y León' vaciada se queda sin urnas en las elecciones: 300 mesas electorales menos
Cyl dots mini

La 'Castilla y León' vaciada se queda sin urnas en las elecciones: 300 mesas electorales menos

La Junta reduce en 300 el número de mesas electorales con respecto a las últimas autonómicas porque no hay elecciones municipales. Afectará a pedanías y núcleos menores a los que se recomienda votar por correo: tendrán que ir al municipio principal para votar el urna.

La Junta colocará más de 4.500 mesas electorales en su territorio para las elecciones autonómicas anticipadas del 13 de febrero, 300 menos que en las últimas, y todo apunta a que serán los municipios más pequeños de la 'Castilla y León vaciada' las que se queden sin ellas porque no hay elecciones municipales, lo que obligará a sus vecinos a desplazarse porque es más que probable que en muchos núcleos afectados no puedan votar en su propio pueblo.

 

Según explicaba la Junta en un comunicado, "cabe recordar que el número de mesas electorales se reduce con respecto a la última convocatoria puesto que no se desarrollan elecciones a entidades locales menores, por tanto, el número de mesas se distribuye del siguiente modo: Ávila 356, Burgos 730, León 726, Palencia 325, Salamanca 684, Segovia 319, Soria 255, Valladolid 769 y Zamora 369".

 

En este sentido, en las últimas elecciones autonómicas y municipales de 2019 hubo 4.837 mesas electorales repartidas por Castilla y León y para las del 13 de febrero se habilitarán 4.533 mesas por todo el territorio. Son 304 menos que faltarán precisamente en entidades municipales menores o pedanías que entonces tuvieron urna y esta vez, todo apunta a que no. Entonces, ¿los habitantes de esos núcleos no podrán votar presencialmente?

 

Pues parece que no y la Junta les recomienda optar por el voto por correo, que ya se puede solicitar, para participar en las autonómicas. Y asegura que se trabaja en un sistema para que todo el que lo necesite pueda votar presencialmente en su municipio. Castilla y León tiene más de 2.200 de estas entidades locales menores, anejos o pedanías que forman parte de otros municipios, pero que no tienen entidad propia. En muchas sí se pudo votar en la última convocatoria electoral, pero entonces coincidía con las municipales y ahora son sólo autonómicas, responsabilidad exclusiva de la administración regional. La infraestructura era mayor, aunque no en todo estos núcleos se pudo votar entonces presencialmente.