Iraola, entrenador del Mirandés: "Que nos quiten lo bailao"

Andoni Iraola, entrenador del Mirandés

"De cara a la Liga no es la situación ideal, pero la alternativa a esto es no vivir noches como ésta y yo, por lo menos, no lo cambio", ha reconocido.

El entrenador del Mirandés, Andoni Iraola, se mostró "muy feliz" tras conseguir el billete para las semifinales de la Copa del Rey y aseguró que "vivir noches" como la de este miércoles "no tiene precio" y que pase lo que pase en la próxima ronda ya les pueden "quitar lo 'bailao'".

 

"El equipo está contento, alegre, todavía no somos conscientes de lo que hemos conseguido. De cara a la Liga no es la situación ideal, pero la alternativa a esto es no vivir noches como ésta y yo, por lo menos, no lo cambio. Ahora jugaremos contra el que toque", indicó Iraola en declaraciones a Onda Cero.

 

"Al final nos faltaron un poco de piernas y sabíamos que se nos iba a hacer largo. Nosotros no tenemos plantilla para manejar tantos partidos y me gustaría tener más tiempo para preparar mejor la próxima eliminatoria. Pero, es verdad, ahora es el momento de celebrarlo", añadió el técnico del Mirandés.

 

Pese a la euforia que ha vivido Miranda de Ebro, el preparador rojillo aseguró que el objetivo principal de esta temporada es "llegar a los 50 puntos en Liga" y certificar la permanencia en Segunda División. "Es una Liga muy competida y ahora queremos eso. Nuestro objetivo es muy claro, la permanencia, no vamos a ganar fácil a nadie y tendremos que seguir peleando", dijo.

 

Preguntado por su camino hacia las semifinales, Iraola recordó que han dejado atrás a Celta, Sevilla y Villarreal y antes, a dos equipos de Segunda B en la prórroga. "Hemos tenido que sufrir desde el principio, hemos hecho una apuesta por la Copa y -por suerte- nos ha salido bien. Nueve goles en tres partidos a los de Primera. Somos ese equipo que hace goles y le hacen goles. No somos buenos, somos entretenidos de ver", aseveró.

 

Además, Iraola deseó que este jueves gane el Athletic, aunque no le gustaría enfrentarse a su exequipo en semifinales. "Hasta ahora hemos ido librándolo en los sorteos y no me gustaría jugar contra ellos, pero ya no quedan tantas opciones. Si es contra ellos nos costará horrores, pero intentaremos dar guerra como siempre".

 

Por último, el entrenador de los rojillos recordó que en 2012, todavía como jugador del Athletic, le tocó cubrir a la revelación de aquella Copa: Pablo Infante, jugador del Mirandés. Ocho años después podría volver a la que fue su casa como técnico de los burgaleses. "Me tocó marcar a Infante en la ida y en la vuelta. Estaba en un momento muy bueno, pero pudimos ganarles", recordó antes de finalizar asegurando que sus chavales "se portarán bien esta noche" aunque tengan motivos para celebrarlo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: