Ir a plantar patatas o a por el pan a 20 kilómetros de casa: las excusas más insólitas para saltarse el estado de alarma

Imagen de las patatas intervenidas. @PoliciaVLL

La Guardia Civil detalla los pretextos más curiosos de aquellos que son pillados lejos de su casa.

Un joven de la localidad coruñesa de Boiro ha sido denunciado por incumplir las normas decretadas en el marco de la crisis del coronavirus al ser hallado en la vía pública cuando escuchaba música en unos auriculares y alegar que no "se enteró" del estado de alarma porque no tiene televisor en casa.

 

Así lo han informado este viernes fuentes del Instituto Armado en relación a incumplimientos en la provincia de A Coruña, que han apuntado, además, que ha sido denunciado otro individuo que circulaba en una motocicleta y aseguró que iba a "comprar pan" a 20 kilómetros de su casa, ya que es de Noia y fue localizado en Mazaricos.   

 

Asimismo, ha sido denunciado un individuo de Mugardos que iba a comprar tabaco a Pontedeume y otro que paseaba a su perro por las Fragas do Eume a siete kilómetros de su domicilio. También agentes del Instituto Armado han interceptado a personas que hacían deporte, entre ellos uno que practicaba surf en una playa y otro running en Esteiro, Muros.    

 

Otros incumplimientos detectados corresponden a una persona que dijo que iba a plantar patatas en una nca "lejos de su casa", han puntualizado las mismas fuentes.

 

En la localidad de Boiro en lo que va de semana de connamiento han sido denunciados diversos casos como unas mariscadores ilegales, así como una persona interceptada con almejas en una playa. En este municipio coruñés la Guardia Civil ha interceptado a una persona de paseo que alegó que estaba "aburrido en casa" y a otras dos juntas en la Avenida Compostela que alegaron que se dirigían a un videoclub a por una película.

 

A estos casos en Boiro se suma el de otra persona que manifestó a los agentes que había salido porque tenía que "recoger colillas por el suelo", han destacado las mismas fuentes. 

 

Por su parte, en el municipio coruñés de Culleredo, la Guardia Civil ha localizado a varias personas en el exterior de un bar cuando las normas por el estado de alarma indican que se debe salir individualmente salvo excepciones, como acompañar a un mayor o a un discapacitado.    

 

En este mismo municipio, la Benemérita ha interceptado a clientes que consumían alcohol en un bar, cuando se ha decretado el cierre de estos establecimientos y se ha prohibido la concentración de personas para frenar los contagios.

 

Lo siguiente no parece una excusa, y si lo es está muy elaborada. Según pública La Voz de Galicia, la Policía Local de Ares (A Coruña) multó a una pareja a la que pilló en plena pedida de mano en la cala de Estacas. Todo sucedió este jueves en torno a las 18:00 horas, cuando los enamorados fueron sorprendidos en la tranquila playa gallega y tuvieron que explicar a los agentes qué hacían alí: el motivo no les librará de la multa.