Iberdrola pone en marcha 'Núñez de Balboa', la planta fotovoltaica más grande de Europa

Planta fotovoltaica Núñez de Balboa

Con una potencia instalada de 500 MW y una inversión de unos 300 millones

Iberdrola ha puesto este lunes en operación el proyecto 'Núñez de Balboa', la planta fotovoltaica más grande de Europa localizada en Badajoz (Extremadura), después de concluir los trabajos de construcción en un tiempo récord de un año, informó la compañía.

Con una potencia instalada de 500 megavatios (MW) y una inversión cercana a los 300 millones de euros, la planta, promovida con la colaboración de Ecoenergías del Guadiana, se sitúa entre los municipios pacenses de Usagre, Hinojosa del Valle y Bienvenida.

La construcción de la planta 'Núñez de Balboa' ha implicado a más de 1.200 trabajadores en periodos de puntas de trabajo; un 70% de ellos extremeños.

Asimismo, el proyecto ha contribuido a la cadena de valor con compras por valor de 227 millones a una treintena de proveedores, muchos de ellos locales.

La planta generará energía limpia para abastecer a 250.000 personas/año y evitará la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año.

MÁS DE 2.000 MW FOTOVOLTAICOS EN BADAJOZ

Iberdrola ha puesto a Extremadura en el centro de su estrategia renovable en España, donde prevé la instalación de más de 2.000 MW fotovoltaicos a 2022.

Tras la puesta en operación de 'Núñez de Balboa', la compañía mantiene en tramitación más de 1.300 MW renovables en seis proyectos fotovoltaicos: Francisco Pizarro (590 MW), ubicado en Torrecillas de la Tiesa; Ceclavín (328 MW), en Alcántara; Arenales (150 MW), en Cáceres; Campo Arañuelo I, II y III (150 MW), en la comarca de Almaraz; y Majada Alata y San Antonio (50 MW cada una), en Cedillo. En esta zona, además, cuenta con 300 MW con acceso a la red para la proyección de un proyecto fotovoltaico más.

Iberdrola prevé iniciar en breve la construcción de Campo Arañuelo (Arañuelo I, II y III), de 150 MW de potencia. Su desarrollo generará hasta 200 empleos en su construcción y tendrá una alta implicación local, ya que los trabajos de ingeniería y medio ambiente se realizan por la empresa extremeña Ecoenergías del Guadiana y los transformadores de potencia serán suministrados por Faramax. El proyecto incluye, además, un sistema de almacenamiento de energía, mediante el uso de una innovadora batería.

Iberdrola prevé la instalación de 3.000 MW nuevos de energías renovables en España hasta 2022. Hasta 2030, las previsiones de la compañía apuntan a la instalación de 10.000 nuevos MW. Estas actuaciones permitirán la creación de empleo para 20.000 personas.

El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán cuenta con una capacidad eólica instalada de más de 6.000 MW y de más de 16.000 MW renovables en el país; un volumen que en el mundo se eleva a cerca de 32.000 MW, que convierten a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

Iberdrola invertirá unos 10.000 millones de euros anuales en energías renovables, redes de distribución eléctrica inteligentes y tecnologías de almacenamiento, después de haber destinado 100.000 millones desde 2001. De estos, 25.000 millones se han invertido en España.