Herrera anuncia ayudas a centros de niños 0 a 3 años que beneficiarán al medio rural y familias desfavorecidas

Juan Vicente Herrera

Es una de las medidas para avanzar en el objetivo de crear el germen en CyL del fututo "Sistema Nacional de Conciliación".

La Junta de Castilla y León iniciará a lo largo de este año una línea de ayudas a los colegios públicos para la atención a menores de 0 a 3 años lo que beneficiará "a las personas y familias menos favorecidas y al medio rural de la Comunidad".

Así lo ha anunciado el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, durante su intervención en el debate de Política General que ha arrancado este miércoles en las Cortes de Castilla y León y que se prolongará durante dos días.

Durante su primera intervención, Herrera, que se enfrenta al que es su último debate sobre el Estado de la Comunidad, se ha referido a la futura ley de Apoyo a la Conciliación y de Eliminación de la Brecha Salarial y entre las acciones previstas se encuentra el mantenimiento de la red de centros de atención a los menores de 0 a 3 años, "imprescindible para hacer real el derecho de conciliación".

Al respecto, Herrera ha anunciado que este mismo año se va a iniciar una línea de ayudas a los centros públicos "que tienen especial importancia para las personas y las familias menos favorecidas y para el medio rural" de Castilla y León, donde en la actualidad existen 848 centros públicos y privados que disponen de más de 34.500 plazas para menores de 0 a 3 años y que generan 4.000 empleos.

Se trata de algunas de las propuestas del Gobierno regional para avanzar en la Ley de Apoyo a la Conciliación y de Eliminación de la Brecha Salarial que se encuentra en el trámite de informe del Consejo Consultivo, tras lo que se remitirá a las Cortes bajo la filosofía de "poner en relación el derecho de las personas a conciliar vida familiar y laboral y la corresponsabilidad entre hombres y mujeres".

El borrador de esta ley, como ha recordado Herrera, se consensuó el pasado mes de febrero y se sigue trabajando para "dar un paso al frente ante un problema que lastra la dignidad de las personas y recorta sus posibilidades de desarrollo económico y social".

Se trata, según ha apuntado el presidente de la Junta, de lograr uno de sus compromisos de Legislatura como es "crear un germen", en Castilla y León, de lo que deberá ser "el futuro sistema nacional de conciliación" que permita crear puestos de trabajo para jóvenes, que ayude a las familias en momentos de dificultad en la crianza de sus hijos y que actúe sobre el que "es uno de los principales factores de brecha salarial".

Por ello, esta ley planteará distintos tipos de ayuda para las personas con excedencia o reducción de jornada así como para las empresas que flexibilicen horarios, sustituyan a trabajadores que concilian y que apliquen planes de igualdad.

Para hacer frente a la brecha salarial, Herrera ha apostado por "actuar decididamente" en el sistema educativo y actuar en todas las áreas, además de que ha apostado por articular "una ferte alianza entre poderes públicos y el sector privado", con una amplía participación social "y con el protagonismo de las mujeres".

"Queremos que las políticas de igualdad y de conciliación sean también una seña de identidad de Castilla y León", ha sentenciado Juan Vicente Herrera.