Goti vuelve a ejercer de héroe para tumbar al Fuenlabrada

Un solitario del vizcaíno en el primer minuto da al Burgos C.F. la victoria ante el líder (1-0). 

El Burgos C.F. se ha acostumbrado a los goles tempraneros. Como ya sucediera en Vigo ante el Celta B, Goti consiguió ante el Fuenlabrada anotar en el primer minuto de juego para poner en el marcador un 1-0 que ya no se movió en los 94 minutos restantes. El conjunto dirigido por Fernando Estévez supo sufrir para conseguir 3 puntos de oro que le permite coger oxígeno. 

 

El interior vizcaíno ganó un balón aéreo ante los centrales fuenlabreños y, sin dejar que cayera al suelo, sorprendió Biel Ribas con una vaselina para adelantar al Burgos a los pocos segundos de empezar. El tanto local dejó tocado al líder durante unos minutos, que jugaba con nerviosismo, sobre todo en defensa. Así, cuando aún no se había cumplido el primer cuarto de hora de nuevo Goti estuvo listo para robar una mala entrega de Juanma a su portero, pero el esférico se perdió por línea de fondo. 

 

A partir de ese momento, la escuadra de Fernando Estévez, que apostó por tres centrales -Cantero, Borda y Undabarrena-, se replegó para aguantar las acometidas rivales y salir rápido al contraataque. En una de esas Cervero se plantó de nuevo ante Biel Ribas, pero en vez de chutar decidió dar un pase de la muerte a Goti que, con todo a favor, no logró conectar con el balón para poner el 2-0. 

 

El dominio del Fuenlabrada era total, no solo por la calidad en el centro del campo de jugadores como Cristóbal o la velocidad por banda de Javi Gómez, sino también porque el conjunto blanquinegro le cedió toda la iniciativa. No obstante, la superioridad en el juego no se veía reflejada en ocasiones de gol. 

 

Tras la reanudación llegaron los peores minutos para los locales. El equipo madrileño se volcó en ataque y empezó a generar peligro. La más clara estuvo en la cabeza de Javi Gómez, que remató al palo un centro desde la izquierda. El rechace cayó a Cristóbal, que la pegó mordida para que Undabarrena la sacara bajo palos. 

 

Estévez decidió mover el banquillo en busca de un hombre al que no le quemara el balón en los pies y le diera salida al equipo. Chevi sustituyó a Machuca y en su primera jugada filtró un balón hacia Goti, pero el '7' blanquinegro no pudo conectar con él en la pugna con Glauder. 

 

Llegó el momento de ponerse el mono de trabajo para defender el resultado. Rojano y Jaso dieron descanso a Goti y Cruz, mientras que Cervero aportaba más en defensa a la hora de protegerse de los balones aéros que en ataque, donde siempre se mantuvo desdibujado. Los minutos fueron pasando y la maraña defensiva del Burgos evitó, no sin sufrimiento en los minutos finales, que el Fuenlabrada consiguiera el empate. 

 

La victoria deja al Burgos a solo tres puntos de la salvación y a dos de la promoción de descenso. La semana que viene comienza la segunda vuelta con la visita al Plantío del nuevo líder, la Ponferradina. Una nueva victoria se antoja clave para seguir escalando posiciones en la tabla. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: