Fomento explica que los todoterreno 'chollo' tenían hasta 27 años y cientos de miles de kilómetros

El consejero, Juan Carlos Suárez Quiñones, con los vehículos del área de Fomento.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente pide comparecer en las Cortes por los 'todoterreno' y dice que hay que dejar trabajar a la justicia.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha solicitado comparecer en comisión en las Cortes de Castilla y León por la investigación judicial sobre la venta de todoterrenos de su departamento, y ha dicho que hay que dejar trabajar "a la justicia". El caso, la venta a particulares de vehículos retirados del servicio por cantidades lejos de su precio de mercado, le podría haber costado a las arcas regionales cerca de tres millones de euros que es la diferencia entre lo que se tenía que haber logrado por su venta en condiciones normales y lo que se ingresó al enajenarlos por lotes casi a precio de desgüace.

 

En la comisión es donde "habrá que dar todas las explicaciones y datos necesarios" y se aportarán los datos recogidos, "con total confianza, salvo que se demuestre lo contrario, de todo nuestro personal público", sobre un caso que la justicia investiga desde hace "unos meses", ha explicado a los periodistas, y donde "los primeros interesados en determinar si hay algún aspecto no adecuado es la Junta de Castilla y León".

 

"Absoluto y pleno respeto a la labor de la justicia y absoluta y plena colaboración de la Junta en esa labor", en la que la Administración confía "plenamente", ha continuado. "Nosotros confiamos plenamente, si no se demuestra lo contrario, en todo nuestro personal público, más de 5.000 trabajadores públicos que en las distintas delegaciones territoriales trabajan y, desde luego, con los órganos de contratación que han intervenido en estos expedientes en las delegaciones territoriales", ha explicado.

 

El consejero ha dicho que la Junta se personará "si existen elementos o indicios de algún perjuicio patrimonial" a la vez que ha señalado que la Administración autonómica está "recabando todos los datos necesarios".

 

Tras reiterar que la justicia tiene a la Junta "a total y absoluta disposición" y que respeta "la labor del juez", ha señalado que el procedimiento de enajenación de los vehículos había que hacerla, "por su antigüedad, algunos con 27 años, con cientos de miles de kilómetros y con numerosas averías que precisamente dieron lugar a acometer un proyecto de cambio de estos vehículos".

 

La enajenación se hizo conforme a la Ley de Patrimonio de Castilla y León de 1999 mediante un sistema de lotes con más de 100 ofertas de compra de distintas entidades y donde "ha habido una concurrencia donde se ha obtenido el mejor precio posible en el mercado que determina la oferta de compra".

Noticias relacionadas