Fase final de las obras de mejora de la BU-627 entre Villadiego y Villanueva de Argaño

Tramo de la carretera que se está arreglando

El trazado se ensancha hasta conseguir dos carriles de tres metros de anchura.

Las obras de mejora de la carretera BU-627 entre las localidades burgalesas de Villadiego y Villanueva de Argaño han entrado en su fase final, según ha señalado este lunes el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien ha visitado las intervenciones junto al consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez.

 

Se trata de un tramo de 17,5 kilómetros de longitud, que también atraviesa los municipios de Cañizar de Argaño, Pedrosa del Páramo, Olmos de Picada y Castromorca, con un presupuesto de 3,7 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses.

 

De este modo, las obras, largamente demandadas por los vecinos de la zona, concluirán en marzo de 2020, tras modernizar y mejorar la capacidad de la carretera, el nivel de servicio y seguridad vial.

 

Las intervenciones incluidas en el proyecto consiste, en concreto, en la mejora de la plataforma y el firme de la carretera BU-627 hasta sus intersecciones con las carreteras N-120 y BU-601.

 

El trazado se ensancha hasta conseguir dos carriles de tres metros de anchura, con arcenes de un metro y bermas de medio metro, mejorando el trazado, tanto en planta como en alzado, en varios puntos mediante variantes.

 

Sobre la carretera existente, con carácter general, se realizará un refuerzo de firme de hormigón y, con el objetivo de evitar la aparición de fisuras, se ha optado por un reciclado en el suelo de cemento con una franja de al menos 30 centímetros del firme existente.

 

En las travesías, la capa de hormigón se colocará una vez se haya realizado el fresado, mientras que se han proyectado aceras y aparcamientos nuevos, que complementarán a los asistentes.

 

También se ha diseñado una nueva infraestructura de drenaje de aguas pluviales en las travesías de Cañizar de Argaño, Olmos de Picaza y Villadiego y se han proyectado nuevas obras de drenaje transversal y longitudinal.

 

Por otro lado, se ha optado por diseñar intersecciones de tipo glorieta partida, hasta un total de seis, para uniformar todo el recorrido de la carretera BU-627 a lo largo de su trazado en los seis municipios que atraviesa.

 

Finalmente, se mejorará toda la señalización horizontal y vertical, así como balizamiento, y se han incluido en el proyecto varias actuaciones de mejora paisajística en todo el trazado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: