España y la criptomoneda: impuestos y regulaciones

Criptomoneda. (Foto: Europa Press)

En vistas de que la Agencia Tributaria fije sus miras en el mundo de lo cripto este año 2020, nos preguntamos cuál es la situación actual en nuestro país de esta industria relativamente nueva. Hablamos del mercado de las criptomonedas o criptodivisas.

 

En enero de este año, a través de un comunicado oficial, la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) anunció su intención de poner el punto de mira en las criptomonedas, un mercado al que se refieren como uno de los retos más exigentes de la actualidad. Las preocupaciones de la Agencia Tributaria se deben a que muchas operaciones con criptomonedas se realizan a través de la deep web para actividades ilegales e ilícitas, además de que con las transacciones hechas con este método de pago se evita pagar impuestos.

 

Ya a principios del año 2018, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), junto con el Banco de España, emitió un comunicado expresando su preocupación acerca de las inversiones y las operaciones hechas en criptodivisas, alegando las mismas razones que ha dado esta vez la Agencia Tributaria.

 

La ausencia de impuestos y de regulación sobre el mercado de las criptomonedas es, en gran parte, el fondo de este problema. Es por esto que el Estado propone dedicarse a imponer tasas a la industria, además de implementar otros instrumentos de regulación para evitar actividades fraudulentas. Para ello, se llevará a cabo un estudio sobre las operaciones con criptomonedas y, basándose en los resultados, se diseñará un sistema de tributación para este sector.

 

Legislación en torno a lo cripto a día de hoy

 

Siguiendo una tendencia internacional de regulación y tasación a la cripto industria, España seguirá poniendo sus esfuerzos en algo que hasta ahora ha estado en una especie de vacío legal, para empezar porque la única divisa reconocida por el Estado español dentro de nuestro territorio nacional es el euro.

 

En cuanto a la imposición de impuestos sobre las transacciones con criptodivisas, ya existe algún tipo de regulación.

 

En octubre de 2018 el gobierno aprobó un anteproyecto de ley que establecía la necesaria declaración de transacciones con criptomonedas, cosa que anunció en rueda de prensa la ministra de Hacienda María Jesús Montoro ese mismo año.

 

Más tarde, en 2019, el ministerio haría pública también la necesidad de declarar impuestos a las transacciones en bitcoin u otras criptomonedas para los ciudadanos españoles en el extranjero que estuvieran participando en la actividad de transacción de criptodivisas.

 

De esta forma, aunque el gobierno esté preparando un plan más extensivo sobre la materia, hoy en día ya existen impuestos en el mundo de la cripto industria. De hecho, la mayoría de las transacciones tributan igual que lo haría una operación en euros.

 

Algo que caracteriza fuertemente las actividades de criptomoneda es el anonimato que garantiza la tecnología blockchain en el que se basan estas transacciones. Este anonimato hace la tarea más difícil de lo normal a Hacienda a la hora de imponer la declaración de impuestos. Sin embargo, la ley indica que hay que declarar las operaciones cripto al hacer el IRPF (es decir, aquellos con una base imponible de 700.000 euros en patrimonio). Además, las ganancias o pérdidas en las que haya podido incurrir un comprador de bitcoin con su adquisición son contadas dentro del total del patrimonio a la hora de declarar a Hacienda.

 

Otras formas de integrar la criptomoneda dentro del ordenamiento jurídico español sería seguir el ejemplo de otros países como Alemania, donde está permitido que los bancos custodien y vendan estas divisas electrónicas directamente. Esto se permite en el país germano y constituye una forma de lucha contra el blanqueo de capitales y el financiamiento de actividades ilícitas. Desde este país se está abriendo un camino que deberían seguir los demás países europeos, España incluído, en un futuro muy cercano.

 

De ahora en adelante queda por ver cómo se maneja el gobierno para imponer una serie de normativas jurídicas que se están dando en estos mismos momentos tanto en países de la Unión Europea como en los EEUU, así como alrededor del mundo.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: