Esfuerzo sin premio para un San Pablo que roza la proeza ante el Barça

Foto: MARÍA GONZÁLEZ (SPB)

Los azulgrana se llevan un choque igualado (80-85) gracias a un omnipresente Ante Tomic. El 6 de 6 en triples de Benite no fue suficiente para dar la sorpresa. 

FICHA TÉCNICA

 

SAN PABLO BURGOS - 80: Bruno Fitipaldo (15), Ognjen Jaramaz (4), Vlatko Cancar (6), Deon Thompson (16) y Goran Huskic (3) –cinco inicial– Branden Frazier (9), Augusto Lima (3), Álex López (2), Dino Radoncic (-), Álex Barrera (3), Javi Vega (-), Vitor Benite (19).

 

FC BARCELONA LASSA - 85: Thomas Heurtel (11), Pau Ribas (16), Chris Singleton (7), Víctor Claver (7) y Ante Tomic (23) –cinco inicial– Kevin Seraphin (2), Kevin Pangos (9), Adam Hanga (5), Rolands Smits (-), Artem Pustovyi (-), Pierre Oriola (2), Kyle Kuric (3).

 

PARCIALES: 17-23; 21-17; 19-26; 23-19.

 

ÁRBITROS: Daniel Hierrezuelo, Jacobo Rial y Alberto Baena.

La proeza estuvo cerca, a tan solo seis puntos. El San Pablo Burgos cuajó un gran partido ante todo un FC Barcelona Lassa que necesitó de un excelso Ante Tomic en la pintura, donde para ser francos hizo lo que quiso, para salir del Coliseum más líder con su sexta victoria consecutiva (80-85). Tuvo que sufrir no obstante para imponerse a un conjunto local que demostró su buen estado de forma, pero al que no le bastó ni la garra de Lima, ni el esfuerzo de Thompson, ni tampoco el 6 de 6 en triples de un Benite que ya calienta la mano. 

 

La igualdad fue la nota dominante desde los primeros compases, con un equipo burgalés envalentonado ante el líder, que no terminaba de sentirse cómodo en la cancha, sobre todo a la hora de replegar las transiciones de los de Diego Epifanio. El Barça necesitó aumentar su agresividad para anotarse el primer cuarto con una diferencia de seis puntos (17-23). 

 

Comenzaron las rotaciones en un segundo cuarto en el que el San Pablo salió muy enchufado, agarrado a un Lima que comenzó a incomodar en la pintura y, sobre todo, a Vítor Benite, que desde el 6,75 se puso en modo ametralladora para perforar sin fallo el aro azulgrana. El parcial de 11-2 para los locales no fue sufiente, sin embargo, para evitar que los de Pesic permanecieran por delante al descanso (38-40).

 

Las canastas se sucedían en uno y otro lado de la cancha durante los primeros compases del tercer cuarto, por lo que los visitantes tomaron la decisión de volver a una presión a toda la cancha para incomodar la salida de balón del equipo castellano. Eso provocó una ventaja se nueve puntos que parecía despegar al Barça. 

 

Sin embargo los pupilos de 'Epi' no dieron su brazo a torcer y nada más empezar el último periodo se anotaron un parcia de 10-2 para apretar nuevamente el luminoso. La igualdad se mantuvo el tiempo que tardaron Pau Ribas y Tomic en asociarse para que el pívot terminara por romper el encuentro a falta de dos minutos.

 

De nuevo Benite lideró una tímida reacción en los compases para reducir la ventaja a cuatro puntos y devolver la ilusión a la hinchada. Pero el Barcelona tiró de galones para dormir el encuentro y rubricar su sexta victoria consecutiva desde el tiro libre. 

 

La derrota no empaña el buen momento de forma del San Pablo Burgos, al que habrá que ver cómo le sienta la marcha de Deon Thompson a la espera de un recambio que esté a su altura. Toca descansar y pensar ya en Morabanc Andorra, un rival que ahora mismo es directo de cara a una salvación que cada jornada pelean más equipos. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: