En octubre arrancará una temporada de la NBA repleta de incertidumbre

El 22 de octubre comienza la temporada 2019/2020 de la NBA, y lo hace con importantes novedades en la configuración de las plantillas de los equipos

Cuesta recordar un verano tan caliente como este en el mercado de traspasos de la liga americana, que ha distribuido el parque de estrellas entre un gran número de equipos, lo que augura una reñida temporada, repleta de emoción y espectáculo. La mayor parte de los analistas deportivos están de acuerdo en que no existe un claro favorito para hacerse con el título de campeón, hasta el punto de que los Toronto Raptors no han sido capaces de acceder al top 10 de favoritos en la 2019/20, pese a su triunfo en la 2018/19, y los Golden State Warriors, claros dominadores de la competición durante estos últimos años, ni siquiera aparecen en el top 5. A continuación analizamos las principales virtudes de los máximos aspirantes a campeón.

 

 

Los Angeles Clippers no han conseguido todavía ningún título de campeón de la NBA, ni siquiera el de campeón de Conferencia. En los 35 años de vida de la franquicia, solo han sido capaces de superar la primera ronda de los playoffs en cuatro ocasiones. ¿Por qué, entonces, figuran como el principal favorito para hacerse con el triunfo al final de la temporada? La clave está en la lista de altas que presentan los angelinos: al MVP de las Finales de 2018/19, Kawhi Leonard, añaden la incorporación de Paul George, que en dos años con los Oklahoma Thunders ha promediado 21,9 y 28,0 puntos por partido en temporada regular y 24,7 y 28,6 en los playoffs. Si a estos números sumamos los guarismos de Leonard con Toronto, 26,6 puntos de media en temporada regular y los 30,5 en playoffs, nos encontramos con un equipo temible y con potencial en el largo plazo, ya que sus dos superestrellas no superan los 30 años (28 tiene Kawhi Leonard; 29 Paul George).

 

 

 

El vecino rico de los Clippers sí puede presumir de palmarés, con 31 títulos de Conferencia y 16 de la NBA, pero los seguidores de los LA Lakers todavía recuerdan la vergüenza que pasaron al ver cómo su equipo no era capaz de acceder a los playoffs, quizá porque el talento de Lebron James no fue suficiente para tirar de un equipo errático y falto de compromiso en la cancha. A Lebron le iban a acompañar este año dos jugadores del talento de Anthony Davis y DeMarcus Cousins, pero una nueva lesión en el ligamento cruzado de Cousins, que retrasará un mínimo de seis meses su incorporación, ha enfriado un poco los ánimos de la franquicia. Para compensar, Dwight Howard ha firmado un contrato no garantizado (se revisará en enero de 2020) con la formación angelina. El pívot ha renunciado a varios millones para volver a vestir la elástica dorada.

 

El siguiente equipo en la lista de favoritos son los Milwaukee Bucks, quizá el bloque más continuista de los que figuran en esta lista, pero con mucha hambre de engrosar el solitario título de campeón que adorna sus vitrinas. Las novedades en su escuadra se presentan en las bajas, Pau Gasol y Nikola Mirotic, pero la renovación de Middleton y el compromiso del ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo, MVP de la temporada regular del pasado año (en unos premios que confirmaron el buen momento del basket europeo, al reconocer como Rookie del año a Luca Doncic), garantizan la contundencia de un bloque que se refuerza con la incorporación de Wesley Matthews. Si son capaces de asentar las virtudes que les llevaron a obtener una marca de 60 victorias y 22 derrotas en la 2018/19, puede que nos encontremos ante un equipo con potencial para llegar muy lejos en los playoffs y, quién sabe, quizá veamos lucir el anillo a los de Mike Budenholzer.

 

De pasar a ser una de las franquicias más denostadas a formar parte del top 4 de favoritos en casi todas las casas de apuestas. Los Philadelphia 76ers dieron un giro de 180 grados en 2018 para iniciar un proyecto que les ha llevado a alcanzar las dos últimas semifinales de su Conferencia. El proyecto de Brett Brown añade a André Iguodala como sexto hombre de demostrada solvencia, lo que unido al talento de Ben Simmons y Joel Embiid, a la regularidad del All-Star Nikola Vucevic (20 puntos y 12 rebotes de media) y a la polivalencia de Jrue Holiday justifica que los analistas lo sitúen ligeramente por encima de los Houston Rockets, que este año verán jugar a Russell Westbrook junto a esa máquina de baloncesto que responde al nombre de James Harden.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: