El San Pablo coge carrerilla en Gran Canaria

Foto: M. ENRIQUEZ (ACB PHOTO)

Los burgaleses consiguen su segunda victoria consecutiva ante Herbalife (74-81) y se alejan del descenso. 

FICHA TÉCNICA

 

HERBALIFE GRAN CANARIA - 74: Albert Oliver (5), Xavi Rabaseda (8), DJ Strawberry (3), Eulis Báez (5) y Ondrej Balvin (-) –cinco inicial– Josh Magette (16), Marcus Eriksson (22), Siim-Sander Vene (2), Anzejs Pasecniks (2), Oriol Paulí (-), Luke Fischer (8), Kim Tillie (3).

 

SAN PABLO BURGOS - 81: Bruno Fitipaldo (8), Branden Frazier (6), Vlatko Cancar (13), Deon Thompson (9) y Augusto Lima (12) –cinco inicial– Ognjen Jaramaz (-), Goran Huskic (5), Álex López (8), Dino Radoncic (2), Álex Barrera (9), Javi Vega (-), Vitor Benite (9).

 

PARCIALES: 12-24; 20-22; 21-18; 21-17.

 

ÁRBITROS: Carlos Peruga, Óscar Perea y Rubén Sánchez Mohedas.

Imposible acabar de mejor manera otro año histórico para el San Pablo Burgos. Los de Diego Epifanio mostraron sin duda la mejor versión de la temporada para imponerse (74-81) de principio a fin a un Herbalife Gran Canaria que pudo meterse en el encuentro al final, pero lo evitó una defensa azul que supo apretar los dientes. Un cada vez más seguro Vlatko Çançar y, sobre todo, Augusto Lima, tiraron del carro en los momentos clave. 

 

Las buenas sensaciones con las que el conjunto castellano afrontaba el choque ante los isleños se vieron plasmadas desde el inicio de los 40 minutos. Los pupilos de 'Epi' se mostraron muy sólidos en defensa y con una gran fluidez en el juego de ataque lograron poner las primeras diferencias en el electrónico. Los errores rivales permitieron ampliar su ventaja para cerrar el primer cuarto con un claro 12-24. 

 

Comenzaron entonces las rotaciones en la escuadra visitante con las mismas prestaciones que el quinteto inicial. La garra de Álex López en defensa mantenía las diferencias intactas, mientras que Huskic y Barrera lograban sacar rendimiento a todas las jugadas de ataque, practicando el mejor baloncesto que se ha visto en los últimos meses. No es de extrañar, por tanto, que el San Pablo llegara a tener máxima diferencia de 20 puntos que quedó en 14 al descanso tras un arreón final del equipo local. 

 

Tras el descanso llegaron los peores minutos de los pupilos de Diego Epifanio, aunque más por mérito del rival que porque bajaran la intensidad en el juego. Marcus Eriksson hacía daño desde más allá del arco y Herbalife se metía de nuevo en el encuentro, pero la vuelta de Lima y de Çançar, así como la agresividad de Álex López, permitió a los burgaleses mantener la ventaja por encima de los 10 puntos al final del tercer cuarto. 

 

Los canarios lo dieron todo en la última manga guiados por el impulso de Magette y la precisión de Eriksson, pero el San Pablo supo apretar los dientes y ponerse el mono de trabajo en defensa, con Lima agigantándose en cada acción, para mantener a salvo una victoria que terminaron por rubricar en los minutos finales. 

 

La de Gran Canaria es la sexta victoria de la temporada y la segunda consecutiva, lo que permite al equipo burgalés alejarse de los puestos de descenso que ocupan un cada vez más tocado Delteco GBC y un Movistar Estudiantes que no termina de levantar cabeza. La semana que viene visitará el Coliseum el líder, el F.C. Barcelona Lassa en lo que será un día de fiesta que puede terminar con el mejor de los regalos. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: