El ritmo latino de Bnegao & Selectores de Frequencia reviven el Tablero de Música

Unas mil personas se dieron cita en el Hospital del Rey en el segundo jueves de julio. 

Si algo caracteriza al Tablero de Música es que, por muy duro que le golpeen, siempre vuelve con más fuerza. Hace una semana, una fuerte lluvia provocó su traslado al Aula Magna, haciéndole perder toda su esencia veraniega. Sin embargo, siete días después, el sol animó a cientos de burgaleses a formar una cola kilométrica alrededor del Hospital del Rey. ¿Quién toca? Eso es lo de menos. 

 

Pero es lo de menos al principio, porque una vez que la música comienza a sonar, el público se vuelve elitista y exigente. Se permiten hacer comparaciones con otros grupos del festival y también de ediciones anteriores. Son muchos años viendo pasar por el escenario arlequinado a decenas de bandas, ya sea sentados en el césped de la Facultad de Derecho, desde la barra del bar, o subidos en las escaleras de algún aulario. 

 

Burgos respondío a la llamada de la música y acudió en masa a esa cita con la cultura. Allí, Bngao & Selectores de Frequencia hicieron de maestros de ceremonia con sus ritmos latinos fusionados con un rock que por momentos se convertía en grunge, o en un stoner de los años ochenta muy depurado. La variedad de estilos levantó al público del césped y también les arrancó de las barras. 

 

Había ganas de Tablero, un festival, o ciclo de conciertos, o como quieran llamarlo, que se ha convertido en una cita imprescindible del verano cultural burgalés. Un punto de encuentro de los burgaleses, desde los más pequeños a los más veteranos con la música como motivo de celebración. El próximo jueves, cambiaremos Brasil por Argentina para recibir a Simja Dujov. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: