El PSOE propone que Villafría tenga obligación de servicio público y que la Junta costee los vuelos a Barcelona

Foto: EUROPA PRESS

De la Rosa alude a la ley 2/2011 que regula la Economía Sostenible para explorar esta vía y recuperar la operatividad del aeropuerto.

Al tiempo que el concurso para que el Aeropuerto de Burgos recupere la operatividad sigue en marcha, el Grupo Municipal Socialista ha abierto esta mañana una nueva vía para que las empresas opten por la terminal burgalesa sin que a la Sociedad de Promoción, o lo que es lo mismo, al Ayuntamiento, le cueste un solo euro. Esta opción, que parece muy lejana, pasa porque la Junta de Castilla y León solicite que Villafría tenga obligatoriedad de servicio público. 

 

Según ha explicado el portavoz del PSOE en el Consistorio, Daniel De la Rosa, Europa permite a los estados declarar obligaciones de servicio público a los aeropuertos. Esto significa que, en función de unos criterios de viabilidad y desarrollo económico para la provincia, obligue a las operadoras de vuelos a proporcionar un determinado servicio con una frecuencia mínima y un precio máximo. 

 

De esta forma, debería ser la Junta de Castilla y León la que instase a la Dirección General de Tráfico Aéreo, dependiente del Ministerio de Fomento, a que el Aeropuerto de Villafría tenga declaración de obligación de servicio público con una línea concreta, en este caso, la de Burgos-Barcelona. Así, en el caso de que fuera concedida esta denominación,  el coste de la operatividad iría vinculado a los Presupuestos Generales de la Comunidad, es decir, que los asumiría la Junta de Castilla y León. 

 

De la Rosa ha insistido que la viabilidad de esta línea "está ampliamente contrastada", así como sus posibilidades empresariales, por lo que ha apuntado a la necesidad de que la Sociedad de Promoción agote esta posibilidad: "No perdemos nada por intentarlo".

 

En este sentido, ha puesto de ejemplo dos precedentes: la línea Almería-Sevilla que solicitó la Junta de Andalucía en 2009, y las de Badajoz a Madrid y Barcelona, cuyo expediente se está resolviendo en la actualidad. En ambos casos, el Estado dio luz verde a estas peticiones. Veremos si la Junta está por la labor de asumir ese precio.