El PP de Mañueco se enfrenta a la pérdida de presencia en el Congreso en favor de Cs y Vox

FOTO: J. P.

El PP pasaría de tener 18 diputados nacionales de Castilla y León a solo nueve. El PSOE le igualaría, Cs se dispara, entra Vox y Podemos aguanta. Mayoría del bloque de derechas.

Los diferentes sondeos dibujan desde hace un tiempo un nuevo panorama electoral en Castilla y León. Semanas atrás, sorprendió una encuesta que colocaba a Cs como primera fuerza de la Comunidad. Y ahora una nueva, a cuatro meses vista de las elecciones, describe un tablero con cinco fuerzas políticas en el que el PP de Fernández Mañueco es el que más pierde, Cs el que más gana y Vox es la (relativa) sorpresa.

 

Según la estimación hecha por Electo Manía sobre datos de Demoscopia, el reparto de los diputados que se otorgan en Castilla y León en las nueve provincias cambiaría de manera sustancial. Según la extrapolación realizada, el PP tendría nueve diputados, por los 18 de la actualidad, tras perder escaños en todas las provincias menos Soria: tendría un diputado por provincia. Su caída más grande, en Salamanca, donde de tres pasa a uno dando entrada a Cs y Vox junto a PSOE. El PSOE mantendría los nueve que ahora tiene, uno por provincia. Ciudadanos, al que la ley electoral dejó con un diputado por Valladolid, ahora tendría ocho tras 'tocar pelo' en todas las provincias menos en Soria. Vox conseguiría tres diputados en Burgos, Salamanca y Valladolid. Y, por último, Podemos se dejaría el diputado de Burgos, uno de los tres que tenía, y mantiene Valladolid y León.

 

En total, de los 31 diputados que actualmente tiene Castilla y León, el PP pasaría de tener la mayoría (18) a sólo nueve. El PSOE se quedaría como está, con presencia en todas las provincias. Cs casi empataría con los dos partidos principales. Podemos aguantaría el tirón. Y Vox confirmaría su entrada en el Congreso sacando en Castilla y León tres de los 33 diputados que le otorgaría la proyección.

 

Además, el PP sería el partido más votado solo en Salamanca, Segovia y Ávila, mientras que el PSOE sería la fuerza con más apoyos en el resto. Por bloques, el formado por PP, Cs y Vox sí tendría la mayoría en todas las provincias de la Comunidad.