El misterio de los 'hombres chopo' de Castronuño salta a la escena nacional de la mano de 'Cuarto Milenio'

Clara Tahoces, colaboradora de 'Cuarto Milenio', y el ganadero César Gómez, en Castronuño. CUARTO MILENIO-MEDIASET

El programa reconstruye los hechos con César Gómez, el pastor protagonista de los hechos en 1985.

'Cuarto Milenio', el espacio de televisión del canal 'Cuatro', dedicó uno de sus reportajes en su última emisión al misterio de los 'hombres chopo' sucedido en Castronuño en 1985, un hecho "extraordinario que representa el lance con lo imposible", en palabras de su director y presentador, Íker Jiménez.

 

El ganadero César Gómez, que llevaba 30 años sin volver al lugar de los hechos, recorre las tierras de esta localidad vallisoletana donde se encontraban los chopos "de tres o cuatro hectáreas" con el equipo del programa y les comenta como, lo que parecían tres chopos, finalmente eran tres hombres que resultaron ser "muy altos, de 2,80 metros de altura", vestían ropas"de cuero ajustadas" y tenían dedos "enormes". Reconoce que le comentaron "secretos que no se pueden decir" y que acto seguido cayó desvanecido y después, al recobrar el conocimiento, "no pudo ver más".

 

En cuanto César pudo, acudió a contarle lo que le había sucedido a su encargado de finca, Luis Herrero, quien no le creyó en un principio: "Venía desencajado y pálido, no le creí, pero a los cuatro días los perros se pusieron a ladrar de repente, no sabían donde meterse y se oían unos alaridos desgarradores". Herrero indica que eran "alaridos de hombre", pero no se atrevió a acercarse. Fue en la zona donde César tuvo la visión de los 'hombres chopo' y "notaba que tenía a alguien en mi espalda", precisa Herrero. "Mi hijo Jaime, según iba hacia casa, oyó esos alaridos, pero siguiéndole a él incluso dentro de casa y tuvo que cerrar las ventanas".

 

Tomás Hijo, profesor de la Universidad de Salamanca, intenta ayudar a comprender un poco lo acontecido aportando que hay "una serie de tradiciones con los guardianes del umbral, los pastores del árboles, los dioses del bosque que se representan con las características que indicaba César. Esa forma arbólea tiene relación con un personaje del folclore eslavo, el 'Lisovik'; esos personajes protegían al ganado".

 

El investigador Joaquín Abenza precisa que el testigo, a diferencia de otros casos, "pasados esos quince años sigue contando lo mismo, con las mismas palabras, con visos de realidad y vestigios de haber ocurrido", por lo que "puede ser verdad". Enrique Seoane, alcalde de Castronuño, César Gómez (hijo) y el ingeniero Alfonso Arranz también intervienen en el reportaje para recordar los hechos acontecidos.

Comentarios

Gin Tonic 22/01/2019 16:15 #1
Hay que beber menos alcohol.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: