El Burgos cae ante un Real Madrid Castilla con oficio

Foto: REALMADRID.COM

Un gol de Franchu vale a los blancos para llevarse el encuentro. El conjunto de Estévez dominó, pero no aprovechó las escasas ocasiones de las que gozó. 

FICHA TÉCNICA

 

REAL MADRID CASTILLA - 1: Luca Zidane, López, Fran García, De la Fuente, Manu Hernando (Álex, 79’), Jaume, De Frutos, Fidalgo, Cristo (Dani Gómez, 66’), Seoane (Martín, 60’) y Franchu.

 

BURGOS C.F - 0: Mikel Saizar; Aldalur, Borda, Acosta, Cantero (Kevin, 16’; Jaso, 70’); Undabarrena, Adrián Cruz; Goti, Machuca (Chevi, 61’), Yaw Annor y Diego Cervero.

 

GOLES: 1-0. Franchu (Min. 14).

 

ÁRBITRO: Pulido Santana, asistido por Castellano Mederos y Suárez Castellano (Comité Las Palmas). Amonestación para De Frutos, Luca, Dani Gómez y Martín por el filial blanco.

 

Triste y puede que hasta injusta derrota de un Burgos C.F. que mereció al menos un empate en el Alfredo Di Stefano ante un Real Madrdid Castilla que hizo lo justo para llevarse los tres puntos. Los blanquinegros dominaron durante muchos minutos y le faltó gasolina al final, cuando no fue capaz ni siquiera de jugar balones directos con claridad. 

 

Arrancó Estévez con un dibujo táctico idéntico al de hace seis días ante el filial del Atlético, pero colocando a un hombre de toque como Machuca en la media punta en detrimento de un Beobide que a buen seguro no iba a proponer tanta calidad. Sin embargo, el mostoleño no se dejó ver mucho y quedaba demasiado descolgado, dejando al equipo algo impreciso en la creación. Aun así, un desajuste en la zaga madridista en una jugada a balón parado a punto estuvo de ser aprovechada por Cervero para poner el 0-1 de cabeza, pero el remate se perdió ligeramente desviado. 

 

Eso lo aprovechó el equipo local para darle una marcha más al encuentro y a dominar en el primer cuarto de hora, aprovechando bien la velocidad que provocaban sus dos interiores por las bandas. En una jugada desafortunada en la que Aldalur se quedó enganchado y no acompañó el fuera de juego, el esférico llegó a Franchu, que desde el balcón del área realizó un disparo con rosca ajustado al palo derecho ante el que nada pudo hacer Saizar. 

 

Las malas noticias se le acumularon a Estévez, que se vio obligado a realizar el primer cambio dos minutos después del tanto madridista por la lesión de Javi Cantero. Entró Kevin, que en la segunda parte tuvo que ser sustituido también por Jaso al notar un pinchazo en un centro cuando mejor estaba su equipo. 

 

Pero antes de eso, monólogo del Burgos que capitaneado por un buen Adrián Cruz se hizo con el control del encuentro, si bien los blancos mantuvieron el peligro lejos de su área y solo un remate de Undabarreba con la izquierda fue lo único que inquietó a la defensa local. Poco antes del descanso, el cotrol era absoluto y Annor tuvo el empate en un mano a mano ante Luca Zidane que el meta despeó con el pie. 

 

Tras la reanudación, la escuadra castellana mantuvo su dominio, pero todas sus llegadas terminaban en disparos desviados o remates fáciles para el guardameta de un Real Madrid que ya se limitó descaradamente a jugar al contraataque, aunque tampoco llegó con claridad al área burgalés. Estévez decidió entonces meter a Chevi en detrimento de Machuca para dar frescura en la creación. 

 

Con la mencionada lesión de Kevin, el equipo fue perdiendo intensidad y la gasolina se fue acabando. Las contras blancas cada vez eran más peligrosas e incluso pudieron sentenciar en un par de ocasiones. Ni siquiera a la desesperada, con Borda de delantero para buscar balones aéreos, el Burgos fue capaz de empatar un partido que tampoco mereció perder. 

 

A pesar de caer en un campo difícil como el Di Stéfano, lo cierto es que el conjunto blanquinegro tiene una cara muy diferente y va cogiendo sensaciones. La semana que viene visitará El Plantío un rival directo como Unionistas C.F. y la victoria se antoja clave para poder salir de los puestos de abajo. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: