Desmantelan plantación con 1.394 plantas de marihuana tras el incendio en una vivienda en Las Merindades

Todas las estancias de la segunda planta se encontraban dedicadas en exclusividad al cultivo de cannabis, con plantas de todos los tamaños, desde esquejes hasta unidades ya maduras.

La Guardia Civil ha desmantelado un "importante" centro clandestino de producción sistemática de 'cannabis sativa' que estaba instalado de manera profesional en el interior de una vivienda de Las Merindades, en Burgos, donde han sido aprehendidas 1.394 plantas en distintas fases de crecimiento y detenido a A.L.R., de 39 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

Según han explicado desde el Instituto armado, los hechos ocurrieron hace varios días a raíz de un incendio que se declaró en el interior de una vivienda rural de tres plantas en una localidad de Las Merindades, en el que sólo hubo que lamentar daños materiales.

Una patrulla acudió al lugar, donde los agentes encontraron indicios de la existencia de una posible plantación en su interior. Así, una vez sofocadas las llamas y en presencia del propietario y con su autorización los guardias civiles allí comisionados entraron al interior y comprobaron "a simple vista" que todas las estancias de la segunda planta se encontraban dedicadas en exclusividad al cultivo de cannabis, con plantas de todos los tamaños, desde esquejes hasta unidades ya maduras.

La Guardia Civil se refiere a una "completa, eficaz y profesional instalación" dotada de trece lámparas, 21 transformadores, ventiladores, extractores, "todo ello complementado con material eléctrico y de extracción de aire ayudaba al crecimiento y cuidado de las mismas".

Además, localizaron en la cocina "gran cantidad" de líquido fertilizante para las plantas y dos bolsas que contenían semillas coincidentes con el cannabis y en otra estancia de la planta superior 51 gramos de cogollos secos de marihuana, cuadernos con anotaciones sobre la instalación, una carabina de aire comprimido y un arco, que fue intervenido en su totalidad.

Las mismas fuentes explican que llamó la atención de los agentes la falta de un contador de luz en el domicilio que registrara el consumo de electricidad por lo que, bajo sospecha de la existencia de un enganche clandestino a la red, se solicitó la presencia de técnicos de la empresa suministradora de electricidad, que confirmaron el hecho, por lo que adicionalmente a A.L.R. se le imputa un delito de defraudación de fluido eléctrico.

"Con esta intervención se ha desmantelado un laboratorio perfectamente preparado para el cultivo y elaboración sistemática y metódica de marihuana, dada la instrumentación intervenida y las distintas fases de crecimiento de las plantas, que permitiría la recolección de varias cosechas anuales, generosas en producción", han significado las mismas fuentes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: