Desmantelan en el Alfoz de Burgos una plantación de marihuana y un punto de venta tras incautar 33 kilos en cogollos secos
Cyl dots mini

Desmantelan en el Alfoz de Burgos una plantación de marihuana y un punto de venta tras incautar 33 kilos en cogollos secos

Archivo

Hay un detenido y un investigado por tráfico de drogas y por defraudación de fluido eléctrico al detectar un enganche ilegal.

Efectivos de la Guardia Civil desmantelaron en una localidad del Alfoz de Burgos un centro clandestino de producción “indoor” de marihuana instalado en el interior de una nave junto a una vivienda y desarticulado un importante punto de venta, considerando la cantidad de droga incautada.

 

En el registro domiciliario se incautaron 33 kilogramos en cogollos secos, metadona, una pistola simulada y munición de fogueo, además de útiles, abono y sustrato para el cultivo, según informaron hoy fuentes del instituto armado. Como resultado fue detenida una persona, cuyas iniciales son R.G.M., de 40 años de edad, que ha ingresado en prisión, e investigado R.G.V., de 37 años, ambos como presuntos autores de los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas (cultivo) y de defraudación de fluido eléctrico, al constatarse un enganche clandestino al suministro público.

 

La Operación ‘GREENBAR’ se remonta al pasado mes de junio cuando personal del Cuerpo obtiene información relevante, gracias a la colaboración ciudadana, sobre la posible existencia de una propiedad en la que se pudieran estar realizándose actividades ilícitas relacionadas con el tráfico de drogas, todo ello en una localidad próxima a la capital.

 

Las pesquisas y vigilancias discretas llevadas a cabo permitieron concretar el lugar exacto; se trataba de una finca integrada en el entorno, en el interior de una urbanización, perimetrada por un muro que impedía la visibilidad desde fuera.

 

Dentro se levantaba una nave y una vivienda unifamiliar, frecuentada asiduamente por dos personas que mantenían medidas de seguridad para no levantar sospechas; una de ellas resulta ser residente. Con indicios suficientes de ser un punto de venta de droga y de la existencia de una importante plantación de marihuana se practica un registro con mandamiento judicial al interior de toda la propiedad.

 

En la nave, acondicionada con lámparas, ventiladores, extractores y multitud de metros de cableado eléctrico, se encuentran 737 macetas con evidencias de haber servido para el crecimiento y desarrollo de las plantas; además se localiza una báscula de precisión, útiles, abono y sustrato para el cultivo sistemático de esta droga.

 

Desde la Comandancia destacaron la aprehensión de 33 kilogramos de cogollos secos de marihuana, como resultado de la reciente recolección procedente de las macetas donde habían crecido y también el hallazgo de un pistola detonadora y cartuchería de fogueo, así como dos dosis de metadona.

 

Adicionalmente y con la colaboración de la empresa suministradora de electricidad se detectó la presencia de un “puenteado” ilegal en la instalación eléctrica, con la intención de “camuflar” el elevado consumo eléctrico que conlleva estas instalaciones, evitar el alto coste que lleva aparejado y no levantar sospechas, existiendo por tanto un delito de defraudación de fluido eléctrico.

 

La investigación, coordinada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Burgos, permitió desmantelar un centro clandestino de producción “indoor” de cannabis sativa y desarticular un importante punto de venta. Las diligencias instruidas fueron presentadas junto con el detenido en el Juzgado de Instrucción número 3 de Burgos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: