Desarticulan una banda a la que se imputa cerca de un centenar de robos en merenderos del Alfoz

Los asaltantes se apoderaban de toda clase de objetos de valor de fácil introducción en el mercado negro o de segunda mano.

La Guardia Civil, en el marco de la 'Operación Rejón', ha detenido a cuatro personas como presuntas integrantes de una banda a la que se imputa cerca de un centenar de robos en merenderos del Alfoz, según informan fuentes del Instituto Armado.

 

A primeros de abril del pasado año 2018, se observó un incremento de los robos con fuerza en varias poblaciones cercanas a la capital, ilícitos que se centraban principalmente en merenderos, casetas de aperos agrícolas y pequeñas edificaciones rurales.

 

Los asaltantes, acusados de integrar una banda bien organizada y con reparto de funciones, se apoderaban de toda clase de objetos de valor, aparentemente de fácil introducción en el mercado negro o de segunda mano, buscando rápidos beneficios por su venta.

 

Multitud de vigilancias discretas, horas de espera sigilosas, entrevistas a vecinos buscando alguna información relevante y la práctica de gestiones durante estos meses han permitido la identificación, localización y detención de los autores, que se llevó a cabo en dos fases durante la mañana y la tarde del pasado martes 19 de febrero.

 

Los cuatro detenidos J.M.O.B. (32), M.E.H.B. (21), R.A.N.(19) y S. A.A.(30), han ingresado en prisión acusados de delitos de robo con fuerza, receptación y pertenencia a organización criminal. En la mañana del mismo martes se realizaron dos registros bajo mandamiento judicial, uno en Burgos y otro en una localidad del Alfoz, próxima ésta a los lugares de comisión de los robos.

 

En ambos domicilios se ha encontrado una importante cantidad de objetos (bicicletas, pantallas de televisión, herramientas manuales y eléctricas, electrodomésticos, menaje, objetos de jardinería, joyas, relojes, dinero, carabinas de aire comprimido, aparatos electrónicos, móviles, monedas antiguas...), cuya procedencia y titularidad no han podido demostrar los detenidos y que les vinculan con los locales donde han sido denunciados los diferentes robos.

 

En los registros se ha encontrado ropa, complementos y utensilios utilizados para la comisión, presuntamente, de los más de 90 robos denunciados.

 

'MODUS OPERANDI'

 

La organización, según su 'modus operandi', estaba jerarquizada y perfectamente preparada para cometer los robos, trasladar, almacenar, distribuir y vender la mercancía. Aunque actuaban principalmente de noche, eran anárquicos en la hora de realización de los ilícitos ya que se han constatado hechos a cualquier hora del día.

 

Se desplazaban en bicicleta para no levantar sospechas hasta las urbanizaciones con merenderos, casetas agrícolas o locales rurales con escasa o ninguna vigilancia. Utilizando la fuerza, apalancando puertas y ventanas, lograban introducirse en el interior, sustrayendo toda clase de objetos de valor y fácil transporte que acumulaban en las proximidades.

 

Horas más tarde otros componentes se desplazaban en vehículo para recuperar el botín que era introducido en el mercado negro y en negocios de venta de objetos de segunda mano. La investigación sigue abierta hasta el total esclarecimiento de todos los hechos denunciados y la entrega de objetos a sus legítimos propietarios.

 

Debido a la cantidad y volumen de los efectos recuperados, los mismos permanecerán expuestos en el Acuartelamiento de la Guardia Civil ubicado en Avenida Cantabria nº 87-95 de esta capital para que los ciudadanos interesados y que fueron víctimas de robos y hurtos en sus propiedades durante los últimos meses puedan reconocerlos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: