De la Rosa celebra en Capiscol un primer año como alcalde de Burgos marcado por la COVID-19

Ha destacado la licitación los 38 contratos que el Ayuntamiento mantenía sin vigor, el comnpromiso con los barrios de la ciudad o la inversión en 27 proyectos que se licitaron por valor de 14 millones de euros.

El alcalde de Burgos, el socialista Daniel de la Rosa, ha protagonizado este lunes un acto en el parque Félix Rodríguez de la Fuente del barrio de Capiscol para conmemorar su primer año en la Alcaldía de la ciudad.

Un año que, según ha dicho, ha estado marcado por la crisis de la COVID-19 y los esfuerzos el equipo de Gobierno local por solucionar algunos de los principales problemas que arrastraba el Consistorio desde hace años.

En este sentido y rodeado de todos los corporativos municipales del PSOE, ha explicado que en este tiempo, se ha logrado contratar o sacar a licitación los 38 contratos que el Ayuntamiento mantenía sin vigor.

Al respecto, ha explicado que se trata de expedientes de contratación por valor de 218 millones de euros, entre los que figuran algunos de los contratos más importantes del Consistorio, como el de recogida de basuras y limpieza viaria, el de gestión de las escuelas municipales infantiles o el del servicio de ayuda a domicilio.

Daniel de la Rosa también ha destacado su compromiso con los barrios de la ciudad y, en este sentido, ha recordado que realizó 18 visitas y mantuvo otros tantos encuentros con sus vecinos en los seis primeros meses del mandato.

En materia de inversión, ha explicado que se han licitado 27 proyectos por un importe de catorce millones de euros, entre los que figuran algunos tan relevantes para los socialistas como el relativo a la construcción de la nueva Escuela Municipal Infantil Río Vena o las reformas del polideportivo de San Pedro y San Felices y de las piscinas municipal del Plantío.

Asimismo, ha ensalzado los avances acometidos para impulsar la rehabilitación del antiguo Hospital de la Concepción, último Bien de Interés Cultural de la ciudad sin restaurar, y la urbanización del Parque de Artillería.

CRISIS SANITARIA

Daniel de la Rosa ha reconocido que muchas de las pretensiones del equipo de Gobierno local se han visto truncadas en los últimos meses por la declaración de la pandemia de COVID-19, que ha obligado a centrar los esfuerzos en la crisis sanitaria.

En este sentido y tras remarcar que "nadie elige ser alcalde en estas circunstancias", se ha mostrado "orgulloso" de los burgaleses a la hora de combatir la infección y ha recordado que la gestión llevada a cabo en la ciudad ha sido ejemplo y elogiada por otras administraciones.

Respecto a la pandemia, ha explicado que su objetivo en los últimos meses ha sido el de atender y priorizar todas las necesidades derivadas de la misma, a la vez que ha reconocido que lo que más le inquieta es la actual crisis social y económica y sus consecuencias futuras.

De cara a lo que resta de 2020 ha señalado, precisamente, que su objetivo será combatir estas consecuencias y, a la vez, dar cumplimiento al recientemente aprobado Presupuesto Municipal.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: