Confinamientos, apertura de bares, cierre perimetral: los planes de la Junta para abrir Castilla y León
Cyl dots mini

Confinamientos, apertura de bares, cierre perimetral: los planes de la Junta para abrir Castilla y León

Fotos: Ical

La Junta esboza algunos de sus planteamientos: el confinamiento perimetral puede extenderse, la reapertura de sectores cerrados sería a partir del 3 de diciembre, pero dependerá de la evolución epidemiológica y la hostelería lo hará por ahora en terrazas.

La primera reunión entre hostelería, centros comerciales y centros deportivos y la Junta de Castilla y León se ha saldado con importantes discrepancias entre el sector de bares y restaurantes y la administración. Sólo así se entienden las versiones diferentes que ambas partes ofrecieron tras terminar el maratoniano encuentro en el que se debía hablar de la reapertura, de las ayudas y del calendario, y que terminó con visiones diferentes casi sobre cada uno de estos temas. Sin embargo, entre la confusión se pueden sacar algunas conclusiones sobre los planes de la Junta para reabrir Castilla y León. Estas son.

 

Confinamiento perimetral

Según el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, la decisión sobre el cierre perimetral está al caer: esta semana podría tomarse. A día de hoy, está previsto hasta el día 3 de diciembre y podría prorrogarse: el vicepresidente se mostró a la espera de tomar una decisión “conjunta” en España, pues reconoció que otras comunidades autónomas “han tomado decisiones que hacen prever que lo más probable es que se mantenga el cierre perimetral”. Es así: muchas comunidades han decidido prorrogarlo una semana más, hasta el 10 de diciembre, después del puente y todo apunta a que la Junta también lo hará.

 

Confinamientos provinciales

Según los hosteleros, la Junta va a mantener el confinamiento perimetral más allá del puente de diciembre y después plantea posibles confinamientos allí donde no mejore la situación. El propio Igea reconoce que a partir del 3 de noviembre se podrá reabrir la actividad cerrada en una inmensa mayoría del territorio. Igea ha explicado que hay provincias que pronto entrarán ya en niveles de alerta inferiores a la 4 actual, lo que “permitirá reiniciar la actividad en gran parte de estos sectores”.

 

Cierre de sectores

La Junta prevé levantar a partir del día 3 de diciembre las restricciones adicionales que se tomaron el 6 de noviembre en una inmensa mayoría del territorio y entre las que se encuentra el cierre de la hostelería, pero también centros comerciales y centros deportivos, si bien matizó que los pasos dependerán de la evolución epidemiológica. “Cuando descendamos por debajo de los 400 casos por cada 100.000 habitantes se retirarán esas restricciones”, ha fijado. Sin embargo, también ha dicho que será de acuerdo a los niveles pactados en el 'semáforo' y este fija los 250 casos para bajar del nivel de alerta máxima. 

 

Apertura de bares y restaurantes

La decisión de levantar restricciones permitirá la apertura de la hostelería y los pasos dependerán de la evolución epidemiológica.. Esa apertura sería progresiva. ¿Cómo? "Nos dejarían abrir las terrazas, nunca el interior, así que de aforos ni hemos hablado", aseguraban los hosteleros. Es decir, se empezaría como en otras comunidades con interior cerrado y atención en terrazas, habría que ver si al 100% o menos. En cuanto al horario, se ajustaría al actual toque de queda del estado de alarma, que no se va modificar.

 

Centros comerciales

El gran comercio salió más satisfecho de la reunión y creen que podrían abrir este mismo fin de semana aunque sea con grandes restricciones de aforos para poder salvar el 'black friday'. De hecho, esperan tener una buena noticia esta semana y poder abrir con limitaciones de aforo y horarios, pero volviendo a la actividad.

 

Toque de queda

Esta medida parece intocable: la Junta considera que va ligada al estado de alarma y que se mantendrá mientras este dure, y eso está previsto hasta el 9 de mayo. De hecho, la Junta considera que no tiene que renovar su vigencia.

 

Ayudas a los sectores

La Junta ha escuchado también su solicitud de ayudas directas, para el que ambas partes se han emplazado a abrir un proceso de diálogo “urgente” para establecer un plan de ayudas directas en el que participen todas las administraciones, en la proporción de gasto público que maneja cada una: 50 por ciento la Central, 35 la Comunidad y 15 las locales.

 

Los hosteleros, por su parte, aspiran a un complemento de hasta 500 euros al mes por trabajador que mantengan y a que las administración les ayude con el pago de los alquileres de los locales de sus establecimientos. En concreto, plantean una quita: pagarían un tercio del alquiler, la Junta correría con otro tercio y los arrendadores asumirían otra tercera parte.