Conducimos el nuevo Renault ZOE

El modelo con etiqueta ecológica de la firma francesa experimenta una profunda actualización que le permite seguir siendo el mejor eléctrico del mercado.

El éxito del ZOE en nuestro país ha sido incontestable, ya que ha superado las 5.000 unidades comercializadas, convirtiéndose en el vehículo 100% eléctrico más vendido en la historia de España. Sus resultados se explican por el alto nivel de satisfacción de sus clientes, que se caracterizan, frente a la media del segmento B, por ser más jóvenes, con un perfil sociocultural más elevado, con un número mayor de hijos, con un porcentaje mayor de multimotorización, y residentes principalmente en grandes ciudades.

 

Sus principales razones de compra han sido su precio, el respeto al medio ambiente, la capacidad de sus baterías y, cómo no, su diseño. Pero para seguir siendo un coche de referencia dentro del nuevo sector de los eléctricos, el modelo de Renault gana en autonomía y potencia.

 

DISEÑO MÁS FRESCO Y MAYOR CALIDAD EN SU INTERIOR

 

En primer lugar, cabe destacar que la evolución de su diseño una vez que se echa el primer vistazo. Desde el exterior, el renovado ZOE afirma su carácter sin renunciar a su diseño fresco. Ahora encontramos una carrocería más aerodinámica y dotada de unos grupos ópticos con tecnología 100 % LED para mejorar el alumbrado en los delanteros, y la visibilidad en los traseros. También son nuevos los paragolpes y la gama de llantas de aleación.

 

El ZOE también es un coche que gana el colorido, pues la gama agrega nuevos colores para su carrocería, como son el azul Céladon, el Rojo Deseo y el Blanco Cuarzo. Estas nuevas tonalidades completan una gama de nueve colores.

 

En el interior, la revolución es total, con un puesto de conducción y un salpicadero cuyo diseño se ha renovado para ofrecer un mayor confort y calidad. Entre todo lo que ofrece, destaca el nuevo cuadro de instrumentos virtual de 10 pulgadas, que resulta muy funcional y con una notable definición. También llama la atención la nueva pantalla de 9,3 pulgadas situada en el centro del salpicadero, que da acceso a todas las prestaciones relacionadas con la navegación o el entretenimiento. Además, también nos permite gestionar los principales reglajes del vehículo, desde las distintas ayudas a la conducción a la personalización de los colores de visualización de la pantalla de 10 pulgadas del conductor del cuadro de instrumentos.

 

La consola central sobreelevada da cobijo a una nueva palanca de velocidades con mando electrónico. El pomo está revestido de cuero, luce partes de cromo satinado y el logo Z.E. en su base. Permite bascular, con una simple impulsión, de un modo de conducción a otro y aprovechar el nuevo modo de circulación que facilita la conducción en ciudad. Su manejo es perfecto.

 

Entre los dos asientos delanteros hay un espacio dedicado para cargar el smartphone por inducción. Además, hay dos tomas USB muy accesibles, tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Tampoco falta otra de tipo auxiliar integrada en la consola central.

 

En el puesto de conducción encontramos la postura deseada con rapidez, gracias al buen diseño del habitáculo y a la variedad de reglajes tanto del volante como del asiento. Los pasajeros traseros también se benefician de la mejor habitabilidad del segmento, gracias a un puente central mínimo y a una buena cota en longitud. El maletero, que tiene una interesante capacidad de 338 litros, puede ganar en volumen de carga si se abate la banqueta posterior.

 

MOTOR MÁS POTENTE Y HASTA 395 KILÓMETROS DE AUTONOMÍA

 

En el aspecto técnico, el nuevo ZOE ofrece más autonomía con una batería de 52 kWh que eleva su radio de acción hasta 395 kilómetros en ciclo WLTP. Ya sea desde una casa individual, una copropiedad o un piso, la carga de 0 al 100 % del nuevo ZOE es posible en 9 horas 25 minutos gracias a una Wallbox de 7 kW. Esto permite garantizar una recarga completa en una noche. El usuario que carga su vehículo en su domicilio aprovecha, asimismo, la programación para ajustar la recarga en función de las posibles variaciones de tarifa que aplica su proveedor de electricidad.

 

Pero si necesitamos una carga más rápida, podemos conectarlo a un borne público de 11 kW de potencia para recuperar hasta 125 kilómetros de autonomía en 2 horas, en uno de 22 kW acumula 125 kilómetros de autonomía en una hora y, en un borne DC a 50 kW, podemos conseguir 150 kilómetros de autonomía en tan sólo 30 minutos.

 

Con el nuevo motor de 136 CV y 245 Nm de par motor máximo -denominado comercialmente como R135-, las buenas prestaciones están más que aseguradas. En este sentido, podemos pasar de 80 a 120 km/h en solo 7,1 segundos, es decir, gana 2,2 segundos con respecto al motor R110. Recorre el 0 a 100 km/h en menos de 10 segundos. Además, la velocidad punta pasa a ser de 140 Km/h. Por tanto, ahora tenemos un coche más competente para circular por vías rápidas.

 

MÍNIMO IMPACTO AMBIENTAL Y NUEVA AYUDAS A LA CONDUCCIÓN

 

Una vez en carretera, el nuevo ZOE no genera, por supuesto, ninguna emisión en el uso. Ahora bien, la reducción de su impacto ambiental no se conforma con eso. Entre otras virtudes, integra materiales sintéticos 100 % procedentes del reciclaje, incluso en las partes visibles del habitáculo, como la tapicería elaborada según los principios de la economía circular y piezas de polipropileno reciclado.

 

Como casi cualquier eléctrico, es un coche muy confortable y agradable de usar. No sólo por su rodar silencioso, sino por la suavidad de la dirección y de todos los mandos mecánicos. Por tanto, la conducción en el día a día es tremendamente suave y placentera.

 

La arquitectura eléctrica ha sido totalmente rediseñada para alojar la instrumentación digital de serie y las múltiples ayudas a la conducción (ADAS), como el reconocimiento de las señales de tráfico, conmutación automática de las luces, aviso de ángulo muerto, asistencia automática de retención (Auto-Hold), alerta de velocidad excesiva, frenado automático de emergencia, alerta de salida de vía, asistencia al mantenimiento en el carril, parking manos libres, radar de parking delantero, trasero y lateral, y freno de aparcamiento automático.

 

En cuanto a la iluminación, pasa al LED 100 % desde el primer nivel de equipamiento, lo que incrementa la luminosidad en un 75 % con respecto a la iluminación halógena, sin cambios para el consumo energético.