Castilla y León pone al mínimo sus restricciones: lo que sigue prohibido y lo que no
Cyl dots mini

Castilla y León pone al mínimo sus restricciones: lo que sigue prohibido y lo que no

Terrazas en la Plaza Mayor de Salamanca (Foto: Ical)

Levanta todas las restricciones a la actividad, pero mantiene las medidas básicas y una concreta: sigue estando prohibido fumar sin distancia de seguridad.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicó hoy la declaración aprobada el pasado jueves por el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León por la que se declara la situación de "riesgo controlado" ante el COVID-19 para todo el territorio de la Comunidad.

 

El acuerdo actualiza así la situación a uno de los más bajos niveles de alerta sanitaria aprobados el pasado 6 de mayo frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, y que a su vez actualizaba el acuerdo adoptado en el marco de las medidas urgentes de prevención, contención y coordinación ante el virus.

 

El informe de la Consejería de Sanidad de 16 de septiembre de 2021 señalaba la buena evolución de los datos epidemiológicos y permitió valorar la declaración de situación de riesgo controlado, que no obstante incluye las medidas mínimas de control y prevención entre las que se encuentra el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal y/o la utilización de mascarillas en los términos establecidos por la Ley 2/2021 de 29 de marzo.

 

Se mantiene también la prohibición de fumar en la vía pública o en espacios al aire libre sin la distancia de seguridad y seguirán aplicándose las medidas generales de higiene y prevención, así como las medidas de control de aforo y entrada, salida, circulación y presencia de público espectador o asistente en establecimientos, lo que supone mantener la distancia de 1,5 metros, todo ello en los términos contemplados en el acuerdo de 6 de mayo. También se mantienen las medidas específicas en determinados sectores de actividad, como el deporte profesional y sus aforos

 

La situación de riesgo controlado se declara para todo el territorio de Castilla y León y se mantendrá hasta que se declare finalizada la crisis sanitaria en el territorio nacional, salvo que la evolución de los indicadores de riesgo exija nuevamente la declaración de algún nivel de alerta.