Castilla y León pierde 100 millones de euros al año con la imparable fuga de empresas

Acceso al polígono El Montalvo II. (Foto: David de Jesús)

El saldo entre las que se van y las que llegan es el más negativo de España si exceptuamos el caso de Cataluña. Las empresas que se marchan son más grandes y facturan más que las que llegan.

El pasado 2018 fue uno de los peores años de Castilla y León en cuanto a migración interna de empresas. Según los datos de cambio de domicilio de empresas, ninguna como la comunidad castellano y leonesa ha sufrido este fenómeno, salvo la excepción de Cataluña, inmersa en un proceso de inestabilidad que ha forzado la marcha de muchas empresas. Si quitamos ese caso, la huída de empresas de Castilla y León es la mayor.

 

Según el estudio sobre cambios de domicilio publicado por Informa D&B, el saldo de 2018 en cambio de domicilio fue de 71 empresas menos, una cada cinco días, tras arrojar la marcha de 271 y la llegada de 200. Es uno de los peores datos de los últimos cinco años, solo superado por las -76 de 2015. En 2017, por ejemplo, se frenó el proceso con un saldo de -8 y en 2016 fueron -47. En 2018 la fuga de masa empresarial se ha reactivado.

 

Por supuesto que hay comunidades en las que el movimiento de empresas es mayor, pero únicamente otras cuatro comunidades mantienen un saldo negativo entre entradas y salidas, pero con números mucho más moderados: Castilla León perdió 71 empresas, País Vasco 29, Extremadura 23 y Asturias 18, y Cataluña 2.303 sociedades, tras la marcha de 2.800 y la llegada de poco más de 500.

 

Con todo, lo más preocupante es que Castilla y León no solo pierde volumen de empresas, sino tamaño. Según los datos del informe,  en ventas las 271 empresas que se marcharon sumaban 242 millones de euros, mientras que las 200 que llegaron son más pequeñas y sumaban 143,4 millones. El saldo es de -98,6 millones de euros, y el cambio de empresas que facturan casi un millón de euros por otras que no llegan a ese nivel.

 

Es decir, que Castilla y León pierde en el fenómeno de la migración interior de empresas 100 millones de euros al año y sigue cambiando empresas grandes, que facturan una media de casi 900.000 euros, por otras más pequeñas que rondan los 700.000 euros/año. Este es un fenómeno que se produce desde hace años y que sigue reduciendo el volumen de las grandes empresas de la Comunidad.

Noticias relacionadas