Actualizado 07:06 CET Versión escritorio
Burgos

Carmen López, una surfista ciega que no se pone límites

LA HISTORIA

La joven asturiana asegura que "si lo quieres hacer, no hay nada imposible".

Publicado el 19.04.2019

Carmen López tiene 21 años, es ciega y desde hace casi un año su pasión es el surf. El pasado mes de diciembre se alzó con la medalla de cobre en el Mundial de Surf Adaptado que se celebró en California. La joven asturiana asegura que "si lo quieres hacer, no hay nada imposible".

 

"Las barreras te las vas a poner tú siempre, no te las tiene que poner nadie. Las cosas hay que probarlas. Yo hice bicicleta, patinaje, cosas que parecían imposibles y para mí fueron posibles porque las quise hacer", asegura en una entrevista con Europa Press.

 

Hace casi un año, la surfista asturiana acudió a unas jornadas de surf solidario en las que participan personas con distintas discapacidades para iniciarse en este deporte.

 

"Siempre me había gustado el mar, entonces fui un día a las jornadas, lo probé, me gustó, me hice amiga del chico que estaba de voluntario, me llevó a campamentos, él se mudó y lo tuve que dejar. La gente no se atrevía a darme clases, ibas a decir 'soy ciega y quiero hacer surf' y te decían 'no me atrevo'", recuerda.

 

Si bien, un día la llamaron de la Federación Asturiana de Surf para participar en unas jornadas. Dijo que sí y volvió federada y preparando un campeonato. A pesar de que las personas que han probado el surf le comentan lo difícil que es, López asegura que a ella le sirve como "desconexión".

 

"Me siento muy tranquila, desconecto de todo, me libero, salgo relajada. Cuando llevo varios días sin entrar al agua la gente que me conoce bien me dice: 'A ver si te metes que se te nota'", afirma.

 

Para practicar este deporte, la joven surfista cuenta con la ayuda de su entrenador, Lucas García. "Tuve bastante suerte, porque estuvo compitiendo en campeonatos de Europa y mundiales, me fío mucho de lo que me dice, tenemos la suerte de comunicarnos muy bien y de tener una buena relación dentro y fuera del agua", explica.

 

Su entrenador le indica cómo va a venir la ola, le enseña a aprender a identificarla. Por ejemplo, cuando está en la orilla para volver, ya sabe cuándo va a venir la ola para poder remar y pasarla por encima. A la práctica dentro del mar se suman las horas de entrenamiento en el gimnasio, con el patín carver, que hace las veces de una tabla de surf en tierra.

 

Tras meses de entrenamiento, el pasado mes de diciembre se convirtió en la primera surfista española ciega en participar en un mundial de surf adaptado. "Iba con la cosa de conocer un mundial por dentro, de ver a otras personas que tienen una discapacidad como yo y aprender. Cuando me vi con la medalla al cuello, para mi fue un oro", subraya.

 

Además, participar en aquella competición mundial le "inspiró mucho". "Cuando llegué allí y vi a gente que surfeaba sin brazos ni piernas, me inspiró mucho para trabajar más en la inclusión de la gente con discapacidad en el deporte", insiste. También asegura que ha aprendido mucho de Aitor Francesena, conocido como 'Gallo', de Zarautz, campeón del mundo de 2016 en Surf Adaptado.

 

Ahora, Carmen López ya se está preparando para las próximas competiciones que comienzan este mes de abril en Asturias. "La Federación Asturiana se curra bastante el tema de adaptado y lo incluyó en todo el circuito así que voy a tener competiciones para aburrir y estoy encantada, sobre todo por la inclusión de todos, tengan la discapacidad que tengan, eso es muy guay", señala. En mayo, también competirá a nivel nacional y después en el de Europa, que será el primer europeo de surf adaptado y se celebrará en Portugal.

COMENTARComentarios