Burgos registra 715 inmigrantes empadronados menos que en 2013

La provincia de Burgos cuenta con más de 27.000 extranjeros, de los cuales 12.290 están empadronados en la capital burgalesa en el año 2014, 715 menos que el año anterior.

La Pastoral con Inmigrantes de la Mesa Diocesana de Burgos ha dado a conocer el descenso de inmigrantes en el último año en Burgos. En la capital hay empadronados 715 inmigrantes menos que en 2013, concretamente el año que acaba de terminar registra 12.290 empronados.

 

Así, la cifra de inmigrantes en la provincia supera los 27.000 extranjeros. La Mesa Diocesana informa de que la nacionalidad marroquí es la que más empadronamientos ha registrado, ya que muchos de ellos llevan en España más de diez años o bien por el nacimiento de sus hijos.

 

Estos datos se han conocido con motivo de la presentación de la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado que se celebra el 18 de enero bajo el lema ‘Iglesia sin fronteras, Madre de todos’.

 

Los actos empiezan esta tarde a las 19.30 con el Círculo de Silencio en la Sierra de Atapuerca para condenar los últimos atentados terroristas en Francia. El miércoles la Iglesia del Carmen acogerá una Vigilia de Oración a partir de las 19.30 de la tarde. El sábado a las 18.00 en el Centro Cívico  San Agustín tendrá lugar un Cineforum con la película La jaula de oro.

 

El domingo 18 de enero se celebrará el Día de las Migraciones en todas las iglesias de la diócesis de Burgos y el martes 20, Atalaya Intercultural acogerá el X Encuentro diocesano de pastoral con inmigrantes.

 

José Luís Lastra, coordinador de la Mesa Diocesana ha lamentado la difícil situación de muchos inmigrantes que llegan a Burgos donde se encuentran muchas ‘fronteras’ como los prejuicios, la dependencia, la soledad, la falta de conocimiento de la legislación o la religión.

 

Lastra ha anunciado por último, que la Mesa Diocesana se ha unido a otras 129 asociaciones españolas para pedir al Gobierno central que se regulen  las ‘devoluciones en caliente’ que se producen en Melilla y se respeten los Derechos Humanos de todos.