Bastará con una declaración responsable para quien no pueda usar mascarilla sin necesidad de 'papel' del médico

Se parte de la idea de no incrementar la presión asistencial aunque habrá que ser muy conscientes de lo que conlleva realizar esa declaración responsable si no hubiera una razón médica. 

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha avanzado que en la Comunidad se aplicará desde este sábado la declaración responsable para quien no pueda usar mascarilla con el fin de no incrementar la presión asistencial en los centros de Atención Primaria.

 

La forma en la que los ciudadanos deberán elaborar esta declaración en los casos en los que por prescripción médica se desaconseje el uso de mascarillas pese a ser obligatorio se publicará en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) a través de una orden que verá la luz previsiblemente este viernes y que será de aplicación desde el sábado.

 

Casado, quien ha comparecido junto al vicepresidente, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha insistido en que se trata de una medida que ya se ha puesto en marcha en otras autonomías y que tiene como objetivo principal aliviar presión asistencial "Debemos ser responsables con nuestra decisiones", ha concluido Casado.