Atención Primaria de Burgos pone en marcha una unidad de apoyo integrada por facultativos jubilados
Cyl dots mini

Atención Primaria de Burgos pone en marcha una unidad de apoyo integrada por facultativos jubilados

La Unidad Médica de Apoyo en Burgos (UMAB) tiene como finalidad aliviar la sobrecarga sanitaria de los centros de salud.

La Gerencia de Atención Primaria de Burgos pone en marcha una unidad de apoyo integrada por facultativos jubilados, según informaron hoy fuentes sanitarias. La Unidad Médica de Apoyo en Burgos (UMAB) tiene como finalidad aliviar la sobrecarga sanitaria de los centros de salud. De esta forma, se cuenta con un nuevo recurso para la mejora de la calidad del sistema.

 

Se trata de una unidad de apoyo formada por médicos que, una vez retirados de la actividad profesional, o que precisan una adaptación de su puesto laboral por motivos de salud, quieren aportar su experiencia en un momento especialmente complicado por la sobrecarga de trabajo, precisaron.

 

La presión asistencial derivada de la pandemia es una de las preocupaciones prioritarias de la Gerencia, que ha contado con la colaboración del Colegio Oficial de Médicos de Burgos para desarrollar esta iniciativa, según aseguraron. La organización colegial, que ya en la primera ola se mostró sensible a la situación y dispuesta a cooperar, hizo a través de su vocalía de médicos jubilados un llamamiento a los facultativos que pudieran estar interesados en el proyecto.

 

Tras una reunión informativa se constituyó un grupo de más de veinte médicos y una comisión de seguimiento compuesta por miembros de la Gerencia de Atención Primaria y el Colegio Oficial de Médicos de Burgos. Gracias a ese esfuerzo conjunto, la Unidad Médica de Apoyo en Burgos es ya una realidad, ubicada en el PAC de Divino Valles, en horario de 9.30 a 13.30 horas.

 

Los profesionales que forman parte de ella recibieron una formación específica previa, orientada a los aspectos técnicos y científicos de las competencias que van a desarrollar. Para cuidar en la medida de lo posible su seguridad, se han evitado las labores asistenciales presenciales y se les han encomendado tareas fundamentalmente de gestión (partes de baja, confirmación y alta, actualización y seguimiento de receta electrónica…), así como consejos médicos y seguimiento de contactos y casos COVID asintomáticos o leves.

 

De esta manera, se evitan visitas innecesarias a los centros de salud, con lo que se contribuye a reducir el riesgo de contagio, y se facilita que el personal sanitario de esos centros pueda dedicar más tiempo a la atención directa de sus pacientes. Dos semanas después de su implantación, la Gerencia de Atención Primaria valora muy positivamente los primeros pasos de esta unidad pionera, abierta a su ampliación si la evolución de su funcionamiento lo permite.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: